Economía | Transporte

Los taxistas de Madrid exigen a las VTC un recorrido mínimo de 5 kilómetros para poder trabajar

logo
Los taxistas de Madrid exigen a las VTC un recorrido mínimo de 5 kilómetros para poder trabajar
Taxistas en huelga en Madrid.

Taxistas en huelga en Madrid. EFE

Resumen:

Las asociaciones del taxi pedirán a la Comunidad de Madrid que se fije en normativa que las VTC no puedan realizar servicios inferiores a 5 kilómetros, para evitar que realicen competencia “desleal” contra el sector del taxi, pues no están habilitados para transporte urbano porque su licencia ahora es interurbana.

Además, en la propuesta que se presentará el miércoles, el sector del taxi incidirá en la precontratación temporal por ser la fórmula que se ajusta a la actividad VTC (que requiere hoja de ruta de inicio de servicio al recorrido final) y espera que mañana la Comunidad de Madrid les convoque para negociar.

Así lo ha indicado el portavoz de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, José Miguel Fúnez, en la concentración que mantienen por segundo día en la Puerta del Sol, donde ha indicado que el sector daría por resuelto el conflicto con un sistema como en Cataluña, con un plazo de 15 minutos hasta una hora. Por otro lado, fuentes del sector han explicado a Europa Press que ese recorrido mínimo sería de 5 kilómetros como distancia mínima para evitar competencia desleal con el taxi.

Asimismo, este portavoz ha asegurado que los taxistas seguirán en huelga si no hay avances en la línea de la precontratación temporal y mañana también hay solicitadas concentraciones en Génova y Sol, como ayer. Fúnez ha dicho que las asociaciones ultiman con sus servicios jurídicos los términos de la propuesta de reforma de la Ley de Ordenación de Transporte Urbano, aunque ha indicado que la “única rebaja” en sus exigencias es el número de horas que se pedían para la precontratación (empezaron con un mínimo de seis horas y ahora aceptarían una).

“La diferencia de actividad marca que sea precontratación temporal”, ha apuntado Fúnez para añadir que no quieren que la VTC “desaparezca” sino que aspira a que se “regule” con una ley y reglamento propio. La precontratación fue la exigencia del taxi a la que accedió la Generalitat de Cataluña la pasada semana, provocando la estampida de las VTC en Cataluña, que arriesgan más de 4.000 puestos de trabajo.