Talgo ha logrado un contrato para suministrar hasta un centenar de trenes de Velocidad Alta (AVE) a la Deutsche Bahn, el operador público alemán, que, en una primera fase, supondrá la fabricación de 23 unidades por un importe de 550 millones de euros, según informó el fabricante ferroviario. La DB, la Renfe alemana, está actualmente buscando formar y contratar maquinistas en España con condiciones mucho más favorables que las de las empresas privadas.

La compañía que preside Carlos de Palacio refuerza con este pedido su negocio en Europa central, tras los contratos logrados en el Este del Continente y mientras está pendiente del macro pedido del AVE de Reino Unido. La empresa con sede en Las Matas obtuvo también en España el denominado contrato del siglo, a finales de 2016 para fabricar y mantener 30 trenes AVE.

Primeras unidades en 2023

Talgo ha firmado este martes con la Deutsche Bahn un contrato marco para la fabricación de hasta 100 trenes Talgo del modelo 230, un vehículo autopropulsado con capacidad para circular a una velocidad de hasta 230 kilómetros por hora. Dentro de dicho contrato, la compañía ha suscrito un primer pedido para fabricar 23 trenes, cuyas primeras unidades se entregarán en 2023.

El tren que suministrará Talgo a Alemania es su modelo 230, el de Alta Velocidad, el previo al ‘Avril’, el tren de muy Alta Velocidad (a partir de 300 kilómetros por hora) que en la actualidad fabrica para Renfe. La compañía logra este pedido mientras que el pasado año empezó precisamente a fabricar el pedido de trenes ‘Avril’ para la operadora española, a la que deberá empezar a entregarlos a finales de 2020 y comienzos de 2021.