Economía | Empresas

El Gobierno diseña un macroplán de 1.000 millones para alcanzar 5 millones de coches eléctricos

logo
El Gobierno diseña un macroplán de 1.000 millones para alcanzar 5 millones de coches eléctricos
Recarga de un coche eléctrico.

Recarga de un coche eléctrico. ep

Resumen:

El Gobierno sienta las bases para cumplir los compromisos adoptados por España en línea con los Acuerdos de París contra el Cambio Climático para conseguir una economía descarbonizada en 2050, y para ello marca hitos intermedios con el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, aprobadas hoy por el Consejo de Ministros.

Para conseguirlo el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha diseñado una estrategia integral y que tiene, en el ámbito de la descarbonización, especial incidencia en el sector energético y en el del transporte, por ser los principales responsables de las emisiones de efecto invernadero en España.

En este sentido, el Gobierno contempla en el PNIEC, remitido hoy a la Comisión Europea para que lo apruebe a lo largo de este año, un decidido impulso del coche eléctrico. El Ejecutivo de Pedro Sánchez pretende –si continúa tras las elecciones del 28-A- lanzar un plan de impulso dela movilidad eléctrica con ayudas por importe de 1.000 millones en cinco años, en el periodo entre 2021 y 2025.

La previsión recogida en el plan remitido a Bruselas contempla que España alcance en la próxima década un parque automovilístico con 5 millones de vehículos eléctricos en 2030. El documento prevé que la presencia de las renovables en el sector de la movilidad-transporte alcanzará al final de la próxima década el 22% por medio de la electrificación, con esos cinco millones de turismos, furgonetas, autobuses y motos -en torno al 16% del parque móvil en 2030-, y el uso de biocarburantes avanzados.

Actualmente la presencia del vehículo eléctrico en el parque automovilístico español apenas supera las 36.000 unidades. Estas cifras ambiciosas del Gobierno también chocan con las previsiones de otros sectores, como el petrolero, que da un recorrido para ese 2030 del vehículo eléctrico de en torno a un millón de unidades, representando apenas entre un 4-5% del parque total de automóviles, informa Europa Press.

En 2040, sólo coches cero emisiones

En paralelo, el proyecto de Ley del Cambio Climático contempla que en 2040 se dejen de vender en España coches nuevos con emisiones de CO2 quedará prohibida en España en 2040.

Para ajustarse a la normativa comunitaria y respetar la debida neutralidad tecnológica, el Gobierno ha optado por concretar en el documento que se “tomarán todas las medidas necesarias” para que “no más tarde de 2040” los únicos coches no comerciales que puedan venderse tengan emisiones de CO2 cero.

De manera textual, no se prohibirá la venta de coches diésel y gasolina, sino que sólo se permitirá los que no tengan emisiones, según confirman fuentes gubernamentales. Prohibir, pero sin prohibir. Porque de facto quedarían vetadas la comercialización y matriculación de turismos y comerciales ligeros de gasolina, diésel, de diferentes tipos de gas e incluso híbridos. Y, en principio, sólo estarían permitidos los coches eléctricos puros o los de hidrógeno, o cualquier otra tecnológica sin emisiones que se desarrolle en el futuro.

El plan del actual Gobierno prevé que el sector de la movilidad y transporte reduzca sus emisiones en 28 millones de toneladas de CO2 equivalentes en el periodo 2021-2030. Para alcanzar ese periodo se apuesta por un cambio modal que, según las estimaciones, implicará que el 35% de los pasajeros-kilómetro que hoy se cubren mediante vehículos convencionales de combustión sean realizados con otros modos no emisores (transporte público, bicicleta, a pie…).

A este respecto, el Ejecutivo prevé acompañar al sector de la automoción en el proceso de descarbonización a lo largo de la próxima década. De hecho, ya se trabaja en el Acuerdo Estratégico del Sector de la Automoción, que determinará la colaboración público privada para impulsar el sector y la atracción de nueva inversión.