Economía

Samsung no se olvida de la gama media: peleará contra Xiaomi con el Galaxy A50

Móviles de gama media de Samsung.

La apuesta de Samsung para dominar el mercado de los smartphones está clara: una familia Galaxy que sea capaz de tener dispositivos competitivos en todos los sectores y precios.

El S10 y el S10+ tienen potencial de sobra para pelear con cualquiera de los grandes actores de la gama premium, donde Apple y Huawei son la competencia más feroz. En esa franja de precios y de tecnología punta está el prestigio, pero no el negocio. Y eso en Samsung lo tienen claro.

Donde de verdad se juegan la rentabilidad gran parte de los fabricantes es en la gama media, el sector más competido con diferencia. Ahí, batir a Xiaomi es realmente complicado, pero la firma surcoreana ha presentado un nuevo terminal para competir con su rival chino: el Galaxy A50.

Samsung cumple así con la tradición de desvelar al menos un terminal en el Mobile World Congress de Barcelona, después de adelantar una semana su evento Unpacked para desvelar antes que Huawei su móvil plegable.

El Galaxy A50 es el nuevo miembro de la línea Galaxy A, que lleva tiempo siendo la gran apuesta del gigante tecnológico para quedarse con esos clientes que no están dispuestos a adquirir terminales con precios con cuatro cifras.

Un hermano pequeño del S10

El A50 es un terminal muy competitivo para esta franja de precios, en la que de momento Xiaomi tiene el dominio con sus imbatibles tarifas de dispositivos como el flamante Mi A9. Sin embargo, Samsung no va a dejar de presentar batalla porque, sólo con el nombre, ya le vale para conquistar a muchos compradores.

Este nuevo dispositivo, en cualquier caso, es mucho más que una marca. Su gran baza está en una triple cámara que cuenta con 25 megapíxeles en su lente principal, además de un software bautizado como Intelligent Switch que nos indicará cuál es la mejor opción a la hora de tomar una fotografía.

Las lentes lleva un buen baño de Inteligencia Artificial, y toman 20 instantáneas para decidir después cuál es la que mejor calidad tiene, incluso en condiciones en las que la luz se convierte en un enemigo. La cámara del A50 también lleva incorporado Bixby Vision, que, entre otras cosas, traduce textos en directo.

Además de una potente cámara, las última creaciones de Samsung destacan por la calidad de sus paneles y por un diseño que se ha entregado definitivamente a la pantalla infinita de verdad. Así, el A50 tiene poco que envidiarle al S10 en cuanto a diseño, y viste una Super Amoled de 6,4 pulgadas que ocupa todo el frontal.

La batería sí que es superior a la del terminal franquicia de la marca, y se va hasta los 4.000 mAh, más que suficiente para aguantar todo un día de uso intensivo. El A50 estará disponible en dos versiones: una con 4GB de RAM y 64GB de almacenamiento y otra superior, con 6GB y 128GB respectivamente, y se podrá adquirir en negro, blanco, azul y color coral.

Comentar ()