Economía

La crisis de seguridad del Boeing 737 Max pone en jaque casi 4.700 pedidos

logo
La crisis de seguridad del Boeing 737 Max pone en jaque casi 4.700 pedidos
Representación artística del facilitada por Boeing Company de su modelo 737 MAX con los colores de la compañía

Representación artística del facilitada por Boeing Company de su modelo 737 MAX con los colores de la compañía EFE

Resumen:

La crisis de seguridad que ha desatado el accidente del vuelo ET302 está provocándole un problema importante a Boeing. Además del desplome bursátil, que ya le ha costado 24.000 millones de euros de capitalización en apenas unos días, los casi 4.700 pedidos del 737 Max están ahora en jaque.

En total, y con datos a cierre del pasado mes de febrero, Boeing había recibido un total de 5.012 pedidos del avión idéntico al que se accidentó camino de Nairobi. De ellos, apenas se han podido entregar 376, con 4.636 de ellos todavía en fase de producción o que directamente todavía no han comenzado a ensamblarse en los talleres de la compañía.

Como primera medida, para intentar tranquilizar a sus clientes, Boeing ya ha avisado de que va a actualizar el software de control de vuelo para hacer las aeronaves “aún más seguras”. Esta mejora llegará antes del mes de abril, y llegará con nuevos “manuales operativos” y más “entrenamiento de la tripulación sobre el Sistema de Aumento de Características de Maniobras” en un programa cuyo coste total podría irse hasta los 5.100 millones de dólares, 4.500 millones de euros.

En principio Boeing no debería tener demasiadas preocupaciones sobre las eventuales cancelaciones de estas unidades del avión, pues suelen ser contratos que no se pueden ejecutar de un día para otro dada la complejidad de fabricar un vehículo así.

La que más pedidos tiene por recibir es la estadounidense Southwest, que tiene en cola hasta 249 unidades del 737 Max, a las que hay que sumar otras 31 unidades que, hasta hace bien poco, operaban con normalidad.

Un número similar está en cartera de FlyDubai, que está pendiente de recibir 237 de estos aviones para que se sumen a una flota en la que ya circulan otros 14. Una cantidad similar vuelan bajo bandera de la indonesia Lion Air, que encargó a Boeing otros 187 modelos similares. Por detrás están las norteamericanas Gecas y Air Lease, que cuentan con 151 y 155 pedidos respectivamente.

Curioso es el caso de Ryanair, la aerolínea más importante que opera en España. Ninguno de estos aviones figura en su flota, aunque sí que han realizado un pedido de 135 unidades de las que todavía no han recibido ninguna.

Southwest, la más afectada

La aerolínea que más afectada está por la crisis de seguridad desatada por el accidente del 737 Max es Southwest, uno de los gigantes de la aviación en Estados Unidos. Además de tener 249 aviones encargados, hay un total de 31 de estas aeronaves que circulan por el espacio aéreo con los colores de la compañía.

La segunda que más aviones de estos tiene en cartera es General Electric. El gigante estadounidense cuenta con un importante negocio de leasing de aviones que, si bien no es su core business, es parte importante de los ingresos del enorme grupo con cuartel general en Boston.

Sí que son aerolíneas las tres siguientes. American Airlines, otro de los pesos pesados de la aviación en Estados Unidos, tiene en sus hangares 24 Boeing 737 Max, por los 23 que aparecen en la flota de Air Canada y los 18 de la escandinava Norwegian, uno de los grandes actores del sector en Europa.