Economía | Empresas

BBVA agradece la renuncia de FG y desvela que la investigación durará meses

Torres Vila señala que las informaciones en torno al espionaje de Villarejo no han tenido un "impacto relevante" en el negocio y cotización del banco

logo
BBVA agradece la renuncia de FG y desvela que la investigación durará meses
Carlos Torres Vila, presidente de BBVA.

Carlos Torres Vila, presidente de BBVA. EFE

Resumen:

Carlos Torres Vila, presidente de BBVA, ha agradecido a Francisco González, su predecesor en el cargo, “su renuncia hasta que terminen las investigaciones para evitar que se utilice a su persona para dañar a BBVA”.

El número uno del banco ha recordado, como ya hizo durante la presentación anual de resultados, que está abierta una investigación impulsada por el consejo que, según ha desvelado hoy, “se prolongará durante varios meses”, dada su complejidad.

“Es nuestro interés avanzar y concluir lo más rápido posible”, ha señalado. Sin embargo, dado el alcance, PWC, firma que está liderando la investigación, “nos ha dicho que se prolongará meses”. En este sentido, ha indicado que “más importante que hacer la investigación rápidamente es hacerla bien”.

El directivo ha recordado que “los hechos están siendo objeto de investigación por parte de la Audiencia Nacional y esa investigación va más allá, puesto que se refiere a supuestas malas prácticas de miembros o ex miembros de la policía. La investigación judicial prevalece y estamos colaborando activamente con la justicia procurando lo mejor para los intereses del banco. El procedimiento judicial está sujeto a secreto y no podemos facilitar información”, ha apuntado.

Torres Vila, en su primera junta de accionistas como presidente, ha asegurado que están haciendo un “seguimiento puntual y cercano” de los hechos y que hasta ahora no han encontrado impactos “directos relevantes en nuestra actividad o cotización”.

Y ha proclamado: “BBVA es un banco honesto y seguirá actuando como tal. Seguiremos colaborando con las autoridades como hemos venido haciendo. Actuaremos siempre en el mejor interés del banco, que es interés de los accionistas”.

El directivo ha hecho estas declaraciones durante la junta que se celebra en el Palacio Euskalduna de Bilbao un día después de que González anunciara que abandona “temporalmente” la presidencia de honor en la Fundación y en el banco.

Se investiga la contratación de la firma de detectives Cenyt, propiedad del comisario de policía José Manuel Villarejo, por parte del banco entre 2004 y 2005, cuando estaba al frente de la entidad Francisco González y si supuestamente se llevo a cabo durante esos años un espionaje masivo a empresarios, políticos y periodistas para intentar desestabilizar un intento de asalto al banco por parte de directivos de la constructora Sacyr.

Beneficios al alza en un entorno complejo

El directivo ha recordado que el grupo ganó 5.324 millones en 2018, un 51% más que el año anterior, pese a un “complejo entorno”. Sin tener en cuenta los efectos no recurrentes como el impacto de Telefónica y operaciones corporativas como la venta de BBVA Chile, el resultado crece un 7%.

Torres Vila ha puesto el acento en la “recurrencia de ingresos y el controlo de gastos”, al tiempo que ha destacado las virtudes de su “modelo diversifcado y estrategia de transformación y eficiencia”.

El presidente de BBVA ha señalado que son “líderes en rentabilidad entre sus competidores”. Su rentabilidad sobre el patrimonio tangible (ROTE) se sitúa en el 14,1% y el ROE, en el 11,6%, “a la cabeza de la industria”.

Entre los hitos de 2018, el directivo ha mencionado el logro de sobrepasar el umbral de 50% de clientes digitales, hasta los 27 millones. Su objetivo este año es que la mitad de los clientes mantengan relación con el banco a través del móvil. El año pasado, las ventas a través de canales digitales ya supusieron el 37% del valor de las ventas del grupo, frente al 10% de hace apenas tres años.

En cuanto a la remuneración al accionista, el primer ejecutivo del banco ha recordado la distribución de un dividendo complementario de 16 céntimos por acción, que se pagará en abril. Supone un alza del 7% sobre el abonado el año pasado.

Supone un pay out (porcentaje del beneficio que se destina a dividendo) del 37%, excluyendo operaciones corporativas.