Economía | Empresas

La City alerta sobre el riesgo para el mercado de una coalición de izquierdas

Barclays, en línea con las entidades del distrito financiero de Londres, prevé una reacción "claramente negativa" del mercado si PSOE, Podemos y los soberanistas forman Gobierno

logo
La City alerta sobre el riesgo para el mercado de una coalición de izquierdas
Distrito financiero de Londres.

Distrito financiero de Londres. Ramón Cutanda López (Flickr)

Resumen:

La City de Londres teme la llegada de los partidos de izquierdas al Gobierno de España, tras las elecciones del 28 A, y alerta del disgusto que generaría en los mercados. El gigante americano JP Morgan ya advirtió en un reciente informe de que un patchwork de izquierdas con el respaldo de los nacionalistas sería “problemático e inestable”.

Ahora, es Barclays, uno de los grandes bancos británicos, quien se suma a la tendencia que defiende por unanimidad el sector financiero a ambos lados del Atlántico.

Barclays hace sus quinielas sobre cómo digerirán los grandes inversores los posibles resultados de las elecciones generales del 28 A. Su opinión es firme. Esperan una “clara reacción negativa”, si se concretase una coalición entre PSOE, Podemos y partidos nacionalistas, “ante la expectativa de una posible marcha atrás en las reformas y una confrontación con Europa”.

Por el contrario, el banco augura una “reacción favorable de los mercados” si PSOE y Ciudadanos suman fuerzas -la opción más probable según los sondeos, señala- o ante una alianza “conservador” entre PP, Ciudadanos y Vox.

La City de Londres teme la llegada de los partidos de izquierdas al Gobierno de España, tras las elecciones del 28 A, y alerta del disgusto que generaría en los mercados. El gigante americano JP Morgan ya advirtió en un reciente informe de que un patchwork de izquierdas con el respaldo de los nacionalistas sería “problemático e inestable”. Ahora, es Barclays, uno de los grandes bancos británicos, quien se suma a la tendencia que defiende por unanimidad el sector financiero a ambos lados del Atlántico.

Barclays hace sus quinielas sobre cómo digerirán los grandes inversores los posibles resultados de las elecciones generales del 28 A. Su opinión es firme. Esperan una “clara reacción negativa”, si se concretase una coalición entre PSOE, Podemos y partidos nacionalistas, “ante la expectativa de una posible marcha atrás en las reformas y una confrontación con Europa”.

Por el contrario, el banco augura una “reacción favorable de los mercados” si PSOE y Ciudadanos suman fuerzas -la opción más probable según los sondeos, señala- o ante una alianza “conservador” entre PP, Ciudadanos y Vox.

En el caso de que se forjase un gobierno de minorías y, como consecuencia, el mercado asumiese una parálisis en las políticas, la reacción de los inversores sería “moderadamente negativa”, según Barclays.

En cualquier caso, los analistas puntualizan que, incluso en el escenario menos deseable -coalición de izquierdas-, la reacción del mercado “no sería excesiva”, puesto que el líder de la alianza sería PSOE y tradicionalmente se ha mostrado un partido proeuropeo.

“En el caso de que no haya una clara mayoría que aboque el país a unas segundas elecciones, es probable que los partidos impulsen el debate político hacia una menor presión fiscal”, opinan los analistas de Barclays.

El informe recoge cómo el escenario político español se está cada vez más fragmentado tras la llegada de Podemos, Ciudadanos y Vox, más allá de las formaciones tradicionales de PP y PSOE. “Junto a esta complejidad, la crisis de Cataluña que escaló en 2017 sigue siendo un problema en la política”, añaden.

Tal como ha mostrado la última encuesta del CIS, hay una elevada proporción de votantes indecisos que en los últimos tres meses ha cambiado su intención en las urnas. De un modo u otro, Barclays cree que parece improbable que el nuevo Gobierno controle menos escaños que el actual -84 escaños-, según los sondeos.

Lo que sí cree el banco británico es que llevará tiempo que los partidos negocien y formen coaliciones. “Las elecciones de Parlamento europeo y las elecciones locales y regionales se celebran a finales de mayo. Además, el juicio por el procés concluirá en junio o julio, lo que hará difícil que los partidos  se involucren en negociaciones gubernamentales entretanto”.