Economía | Trabajo

La Seguridad Social gana 186.785 afiliados en el segundo mejor abril de la historia

Cae la contratación indefinida en más de un 7% tras una reducción del tiempo parcial y el fin de contrato de apoyo a emprendedores

logo
La Seguridad Social gana 186.785 afiliados en el segundo mejor abril de la historia
Oficina de empleo.

Oficina de empleo. Europa Press

Resumen:

La Seguridad Social cerró abril con un incremento de 186.785 afiliados medios, un +0,98% más, registrando así su segundo mejor abril de la serie histórica tras el de 2017 y la tasa de avance mensual más alta en lo que va de año. En aquel año ganó algo más de 212.000 cotizantes, según ha informado este lunes el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Con el repunte registrado en el cuarto mes del año, el total de ocupados se situó en 19.230.362 afiliados, la cifra más alta desde julio de 2008, informa Europa Press.

De esta forma, el empleo sigue creciendo con vigor, lo que se completa en este último mes con una caída del paro en más de 91.000 personas, que compensa los pobres datos del mes de anterior. No obstante, hay que tener en cuenta que este año la Semana Santa se ha celebrado en el mes de abril, lo que siempre anima al empleo, especialmente en el sector servicios.

No es de extrañar, por tanto, que la hostelería haya sido el sector que más ha empujado la contratación en abril, al sumar 85.493 ocupados (+6,8%), seguido del comercio, que ganó 12.781 afiliados.

En valores interanuales, la afiliación ha crecido en 551.901 cotizantes desde abril de 2018 (+2,9%). Así pues, el empleo sigue creciendo a tasas superiores al PIB también en los registros de la Seguridad Social.

El Régimen General, el más mayoritario del sistema, ganó 173.542 afiliados en abril en relación al mes anterior (+1,1%), hasta totalizar 15.897.052 ocupados, mientras que el de Autónomos registró 12.663 cotizantes más (+0,4%), hasta sumar 3.266.741 afiliados.

En términos desestacionalizados, la Seguridad Social registró un aumento de ocupados de 52.192 personas respecto al mes anterior. En abril, el número de mujeres afiliadas registró un nuevo récord, con 8.939.333 ocupados.

El paro baja por la Semana Santa

Por otro lado, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en 91.518 desempleados en abril (-2,8%), superando el retroceso que experimentó en el mismo mes de 2018, cuando disminuyó en 86.683 personas. Entre uno y otro mes, el desempleo se ha recortado en 172.302 personas, un 5,1% menos.

Tras el descenso de abril, el volumen total de parados se situó en 3.163.566 desempleados. En términos desestacionalizados, el paro bajó en el cuarto mes del año en 19.136 personas.

El sector servicios, el más beneficiado por el efecto Semana Santa, fue el que más recortó el número de parados en abril, con un descenso de 81.074 desempleados (-3,5%). También se redujo en el paro en agricultura (-5.396 desempleados, -3,4%); industria (-3.472 parados, -1,2%) y el colectivo sin empleo anterior (-1.605 parados, -0,5%). Por contra, el desempleo subió en abril en la construcción, aunque sólo en 29 personas (+0,01%).

Dentro de la serie histórica de abril, que se inicia en 1996, el paro ha bajado siempre en este mes salvo en dos ocasiones: en 2008 y 2009, cuando subió en 37.542 y 39.478 personas, respectivamente. En el último año, el paro se ha reducido en 172.302 personas, a un ritmo interanual de casi el 5,2%.

Menos contratos indefinidos

En cuanto a la contratación, en el cuarto mes del año se realizaron 1.765.185 contratos, un 0,4% menos que en abril de 2018, aunque en términos acumulados, el número de contratos crece un 2,5%.

En cambio, de los firmados en el mes de abril, 174.980 fueron contratos indefinidos, el 9,1% del total, con un descenso del 7,7% respecto al mismo mes del año pasado. Además, en el mismo acumulado del año, la cifra se sitúa en 704.846 contratos, un 3,4% menos.

Por tanto, crecen las contrataciones, pero caen aquellas indefinidas, lo que da la idea a la mayor rotación que caracteriza al mercado laboral actual. No obstante, hay otro dato que llama la atención. Y es que el descenso de los contratos indefinidos se concentra, sobre todo, entre los que tienen jornada a tiempo parcial.

De hecho, las estadísticas muestran que mes a mes, el acumulado de las contrataciones se va frenando, con dos meses en negativo de la contratación indefinida, y una ralentización menos marcada de la contratación temporal, que en cambio crece en el mes de abril. De fondo, se produce el comentado frenazo de la contratación a tiempo parcial, junto a un repunte de los contratos fijos discontinuos.

Además, la secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, ha explicado en rueda de prensa que el descenso de la contratación indefinida se debe, en parte, a la supresión del contrato de apoyo a emprendedores, que computaba hasta enero como fijos, sin que en muchas ocasiones superaran el año de duración. Comparando en términos homogéneos los contratos indefinidos entre abril de 2018 y 2019, sin incluir esta modalidad, arrojaría un incremento de los contratos fijos en más de un 6%.