Economía

El Hyperloop de Málaga se estanca: Adif lleva meses sin noticias de Virgin

El Centro de Tecnologías Ferroviarias de Málaga sigue vacío y la empresa estatal no tiene contacto con la multinacional desde otoño.- Virgin mantiene el objetivo de abrir en 2020

logo
El Hyperloop de Málaga se estanca: Adif lleva meses sin noticias de Virgin

Transporte de una de las cápsulas del Hyperloop. EP

Resumen:

El ruido que despertó el desembarco de la multinacional británica Virgin en España en 2018 para impulsar el Hyperloop en colaboración con Adif se está apagando. Hace justo un año, cuando Mariano Rajoy todavía era presidente del Gobierno, se anunció que el entonces ministro de Fomento Íñigo De la Serna negociaba personalmente con el conglomerado fundado por Richard Branson para desarrollar en alianza con la empresa pública propietaria de la infraestructura ferroviaria en España el vehículo del futuro, un tubo al vacío que alcanza la ultravelocidad. Después, en septiembre y ya con José Luis Ábalos en el ministerio, Adif y Virgin firmaron un protocolo para establecer en Bobadilla, Málaga, un centro de experimentación. Todo iba sobre ruedas.

Pero el personal del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias encargado de promover el Hyperloop no sabe nada de Virgin desde, por lo menos, octubre de 2018. Ni Virgin, cuyo proyecto se llama Hyperloop One, ni ninguna otra firma se ha instalado aún en las naves del Centro de Tecnologías Ferroviarias (CTF) de Málaga. Poco después de la firma solemne del protocolo, anunciada a bombo y platillo en su día, Virgin condicionó su llegada a la recepción de ayudas y subvenciones tanto del Gobierno Español como de la Unión Europea y estimó una cantidad: 126 millones de euros. “No sabemos si siguen buscando ayudas. Lo que sabemos es que no tenemos ningún contacto”, aseguran las fuentes.

Desde la firma del protocolo no hay apenas contacto entre ambas empresas

Adif, a través de portavoces oficiales, se pone de perfil, porque dispone de un centro puntero en alta velocidad en Málaga que lleva parado un lustro por la crisis y porque el protocolo sitúa la pelota en el tejado de la multinacional británica. “Seguimos trabajando para desarollar el CTF de Málaga”.

El protocolo valoraba las necesidades de Virgin en 432 millones de euros, incluidas la cesión de las instalaciones -donde Adif asumiría una serie de gastos-, zonas de fabricación, plataformas de pruebas y equipos del Hyperloop One. Se apuntaba a la creación de más de 250 puestos de trabajo. Adif asimismo terminaría de construir obras pendientes en el CTF, donde el 50% de la nave funciona con rieles con pilarillos, que permiten trabajar por debajo de las vías del tren. El centro está dotado de puentes grúas, maquinaria para trabajar el giro de trenes o para investigar cómo les afecta el peralte, etcétera. Contó en su momento con ayudas pero fue amonestado por la Comisión Europea y se le retiraron los fondos comunitarios, por lo que el anillo de pruebas está incompleto.

Virgin dice seguir “trabajando en todos los trámites, que no solo están en Adif”

Virgin asevera que todo va según lo previsto. “Seguimos trabajando en todos los trámites y permisos, que no son pocos para una infraestructura de esta envergadura, con el objetivo de abrir el centro en 2020”, afirma un portavoz de la firma, en contraste con la ausencia de contacto que se denuncia en el Grupo Fomento. “No todos los trámites son con Adif”, agregan en el proyecto Hyperloop One.

En otoño de 2018 varios medios publicaron que las obras de Virgin en Málaga arrancarían en marzo. “Esas declaraciones no sabemos de dónde proceden”, contesta la multinacional. “No constan en ningún otro sitio. Pero insistimos: la fecha anunciada es abrir el centro en 2020 y en principio no hay novedad al respecto”.

Hay conversaciones avanzadas entre la compañía estatal y otra firma, HTT

Otras fuentes de Fomento y Adif indican que hay conversaciones con otra compañía, Hyperloop Transportation Technologies, HTT. “Hay mucha competencia en el Hyperloop”, comentan los conocedores de la situación. Sobre HTT, se destaca que el diálogo es a tres bandas, con una unidad investigadora en el área electromagnética de una importante universidad española. Este medio ha hablado con HTT, con sede en Toulouse, que ha reconocido las negociaciones. “De momento solo podemos decir que en Francia tenemos un perfil aeroespacial, y estamos muy interesados en el perfil ferroviario de Málaga”, añaden en la firma.

Historia de un acuerdo

El Hyperloop llegó a España gracias a las negociaciones puestas en marcha por el ex ministro de Fomento Íñigo de la Serna, titular del Departamento en el Ejecutivo de Mariano Rajoy, en mayo del año 2018, justo antes de que se produjera el cambio de Gobierno vía moción de censura. Así lo adelantó La Información. A principio del pasado año representantes de Virgin pasaron por España en varias ocasiones para visitar las instalaciones de Adif y terminar de cerrar los flecos con Fomento.

Las conversaciones terminaron con la firma del acuerdo, rubricado por la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, y el CEO de Virgin Hyperloop One, Rob Lloyd, que establecían en España el “desarrollo y las pruebas de los componentes de este sistema”, así como la base de operaciones y el centro de mantenimiento de este transporte una vez se ponga en marcha.

El transporte del futuro, cuya idea lanzó al aire Elon Musk, CEO de Tesla o SpaceX, se está desarrollando por dos caminos que discurren casi en paralelo. El primero es el de Virgin, y el otro es el de HTT, cuyos componentes está desarrollando la española Airtificial en el sur del país.

Esta segunda vertiente parece algo más avanzada, tal y como explicó a El Independiente el mánager general de Defensa de la compañía, Javier Moreno, de HTT. “Nosotros estamos cumpliendo todos los plazos, y no tenemos motivos para creer que ellos no están haciendo lo mismo”.

Dubai-Abu Dhabi

Si todos los planes van como deben, el primer tramo del Hyperloop se inaugurará en el año 2020 y unirá Dubai y Abu Dhabi con la Exposición Universal que se celebrará en la primera en dicho año como gran marco.

De momento, Airtificial ya ha entregado a HTT la primera cápsula del futurista tren y tiene en marcha la fabricación de la segunda. Cada uno de estos vagones tiene 32 metros de largo, pesa cinco toneladas y es capaz de transportar a entre 28 y 40 pasajeros.

La compañía española, que tiene su principal factoría en el Puerto de Santa María, en la provincia de Cádiz, ha firmado con HTT un acuerdo valorado en casi 20 millones de euros con el que se compromete también a desarrollar cinco kilómetros del recorrido con un sistema plagado de sensores que monitoricen en tiempo real el comportamiento del vehículo.