Economía | Empresas

Dia se salva de la quiebra 'in extremis' al lograr el apoyo financiero de Santander

El visto bueno del banco salva 'in extremis' a la empresa de supermercados de iniciar un proceso que podría acabar con su disolución

logo
Dia se salva de la quiebra 'in extremis' al lograr el apoyo financiero de Santander

Supermercado del Grupo Dia. EFE

Resumen:

El Grupo Dia ve la luz. El Banco Santander ha decidido respaldar el plan de refinanciación del empresario ruso Mikhail Fridman y desbloquea la situación para que la compañía evite su inminente caída en concurso de acreedores.

Así lo ha confirmado este lunes a través de su cuenta de Twitter la presidenta de la entidad, Ana Botín, quien ha afirmado que «finalmente el Presidente de LetterOne se ha comprometido a trabajar para eliminar la discriminación entre bonistas y bancos de Dia, lo que creemos es un tratamiento justo. Santander de manera responsable ha decidido apoyar a Dia y sus empleados».

Pocos minutos antes la presidenta de la entidad había advertido de su rechazo a la oferta inicialmente propuesta por Fridman, ya que consideraba que discriminaba a los bancos españoles acreedores de Dia frente a los bonistas extranjeros, a los que garantizaba el 100% de su inversión. «Vamos a ver qué pasa», había indicado Botín en declaraciones a la prensa.

El visto bueno de Santander era el cabo que le faltaba por atar a LetterOne, propietario de un 70% de Dia tras su OPA, para garantizar una estructura financiera viable para la compañía y comprometerse así a inyectar los fondos necesarios para evitar la caída del grupo en concurso de acreedores. Precisamente este lunes concluía el plazo para que la compañía subsanara su actual situación de desequilibrio patrimonial antes de caer en el proceso de quiebra.

LettOne había anunciado el pasado viernes que había alcanzado un acuerdo con 16 de los 17 bancos acreedores, pero la negativa de Santander, que controlaba en torno al 22,5% de la deuda, mantenía bloqueada la situación. Con el respaldo de todos los acreedores, el fondo de Fridman tiene las manos libres para ejecutar la ampliación de capital de 500 millones de euros a la que se había comprometido para reforzar la delicada situación financiera del Grupo Dia.

La compañía de supermercados se encontraba en situación de quiebra técnica desde el cierre del pasado ejercicio, al cerrar el mismo con un patrimonio neto negativo próximo a los 100 millones de euros. En los últimos meses, además, la situación se había deteriorado, en plena incertidumbre sobre el futuro de la compañía, que había afectado su relación con proveedores, penalizando el negocio. El Grupo Dia cerró el primer trimestre de 2019 con pérdidas en el entorno de los 145 millones de euros.

Refinanciación hasta 2023

Poco después del anuncio de Botín, LetterOne confirmó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el acuerdo alcanzado con los bancos acreedores, por medio del cual se establece la extensión de la fecha de vencimiento de toda la deuda bajo la financiación sindicada existente hasta el 31 de marzo de 2023.

Fridman se asegura no tener que emplear dinero de la ampliación o las desinversiones en la amortización anticipada de la deuda

Asimismo, el socio de control de Dia ha pactado con los acreedores una autorización para que éstos le otorgue nuevas líneas de financiación garantizadas de hasta 380 millones de euros, con las que financiar las necesidades de liquidez del negocio. Estas líneas consistirán en una principal de 200 millones, por un periodo de tres años; otra de 100 millones, por el mismo plazo, «de la que sólo se podrá disponer una vez se haya dispuesto íntegramente la línea de financiación de 200 millones de euros» ya mencionada; y una tercera por importe de 80 millones, con vigencia por un año (prorrogable otros dos si Dia siguiera necesitándola), para financiar las necesidades de liquidez con proveedores.

Asimismo, el fondo de Fridman ha conseguido la que era una de sus principales exigencias, al obtener el compromiso de los acreedores de que no exigirán la amortización anticipada de la deuda sindicada con cargo a los fondos obtenidos de desinversiones (incluyendo las ventas ya en proceso de Clarel y Max Descuento), los fondos obtenidos en la ampliación de capital propuesto de 500 millones de euros ni de cualquier préstamo participativo que LetterOne, a su discreción, pueda decidir adelantar con anterioridad al aumento de capital.

En este mismo comunicado, LetterOne solicita al actual consejo de administración de Dia, dirigido por Borja de la Cierva, que no solicite el concurso de acreedores, al considerar que con los últimos acontecimientos estaría garantizada la viabilidad financiera del grupo. Al mismo tiempo, reclama que autorice cuanto antes los nombramientos que ya le ha comunicado de forma oficial para obtener la mayoría en el consejo.

Comentar ()