Economía | Empresas

Alerta Apple: la guerra comercial con China le podría costar 13.800 millones de euros

Goldman advierte de que las represalias por parte de las autoridades chinas podrían restar al fabricante de iPhone un 29% de su beneficio

logo
Alerta Apple: la guerra comercial con China le podría costar 13.800 millones de euros
Alerta Apple: la guerra comercial con China le podría costar 13.800 millones de euros.

Logo de Apple en una tienda de la compañía en China. EFE

Resumen:

El resurgir de la guerra comercial entre Estados Unidos y China ha vuelto a encender las alarmas del mercado. Desde los albores del conflicto han sido muchos los expertos que han alertado que en un enfrentamiento de este tipo no hay lugar para vencedores, sino que todos los contendientes, y hasta los actores neutrales, acaban sufriendo consecuencias negativas.

Estas advertencias no han impedido sin embargo el recrudecimiento de las tensiones entre ambos países, que amenazan con hacer encallar las conversaciones que venían manteniendo en los últimos meses en busca de un acuerdo. Ahora que el presidente estadounidense, Donald Trump, ha puesto el foco sobre Huawei y varias empresas del país ya han roto relaciones con la tecnológica china, en el mercado se empiezan a temer las posibles represalias que pueda adoptar el gobierno de Xi Jimping.

Esos temores se han dejado notar sobre las acciones de las empresas estadounidenses más ligadas con China y gigantes como Apple no han sido una excepción. Las acciones del fabricante de iPhone acumulan un retroceso superior al 13% en las 13 sesiones que han transcurrido desde que Trump sorprendió al mundo al avisar de la aprobación de nuevos aranceles a las importaciones chinas. Y este podría ser el inicio del calvario para el grupo que dirige Tim Cook, si las relaciones entre ambos países se siguen deteriorando.

Las acciones de Apple ya han cedido más de un 13% desde que se avivaron las tensiones comerciales hace menos de tres semanas

Y el que Apple podría ver peligrar hasta un 29% de su beneficio si el gobierno chino optara por vetar sus productos en el país. Al menos así lo estiman los analistas de Goldman Sachs: «Según nuestras estimaciones, calculamos que el impacto en el beneficio por acción en un escenario bajista debido a una posible prohibición de la venta de productos de Apple en China sería de aproximadamente el 29%», indica la entidad estadounidense en un informe publicado este martes.

Teniendo en cuenta que Goldman augura que Apple ganará en 2019 unos 11,7 dólares por acción, el recorte que se derivaría de las sanciones chinas equivaldría a 3,35 dólares, lo que supondría una merma de 15.413 dólares (unos 13.812 millones de euros al cambio actual). «Esto representa el 100% de la exposición estimada de las ganancias de Apple en China continental y Hong Kong combinada con una compensación asumida por los ahorros en costos de ventas y marketing», indica el informe del banco estadounidense.

Estas estimaciones no significan que los analistas de Goldman prevean que el Gobierno de Xi Jimping vaya a tomar algún tipo de medida contra Apple y, de hecho, indican en el propio informe que no tienen ninguna valoración sobre la probabilidad de que este escenario llegue a materializarse.

Cualquier tensión de corto plazo en la cadena de producción de Apple podría tener consecuencias negativas de calado

Sin embargo, sí que advierten que la fuerte dependencia de China en la cadena de suministro de Apple -incluido el ensamblaje final de los iPhone a través de Foxconn- hacen a la compañía de Tim Cook especialmente sensible a las tensiones comerciales entre ambos países. «Si China restringiera la producción de iPhone de alguna manera, no creemos que la compañía pueda trasladar mucho volumen del iPhone fuera de China a corto plazo», señalan los analistas del banco.

A esto se añade que «Apple está cerca de su aceleración de producción de iPhone para el lanzamiento de nuevos dispositivos en otoño, por lo que incluso una acción a corto plazo que afecta a la producción podría tener consecuencias a largo plazo para la empresa».

Teniendo en cuenta todo esto, los analistas de Goldman han decidido rebajar ya su valoración de la compañía un 3,2%, situando su precio objetivo en el nivel de los 178 dólares, frente a los 183,3 dólares a los que cotizaba a media sesión de este miércoles.