Las puertas del foro Laboral MAD abrían a las nueve de la mañana, pero pasadas las seis ya había llegado el primer interesado. Tras la espera, fue entrevistado y minutos después salía con un nuevo contrato bajo el brazo. Se lo llevó puesto.

Al igual que este joven, cientos de personas logran esta semana un empleo con el foro que organiza hasta el jueves Clece, filial de ACS .  Cerca de 1.700 personas serán entrevistadas para 1.000 puestos de trabajo, la mayoría de ellos en servicios de ayuda a domicilio en la Comunidad de Madrid.

Tratamos de fomentar la inserción laboral de colectivos vulnerables», explica Laura Arrieta, técnico de selección de Clece

«El objetivo de Laboral MAD es reunir candidatos porque la empresa tiene ahora mismo cerca de 1.000 puestos vacantes», explica Angie Vigo, coordinadora de selección de Clece, durante la jornada de apertura del evento en la estación de Chamartín de Madrid. «Buscamos acercar la empresa, los candidatos y las entidades. Buscamos gente que quiera trabajar, que busque oportunidades dentro del mercado laboral».

Clece es una empresa referente en el sector servicios al ciudadano que cuenta con más de 75.000 empleados en toda España. La finalidad de este encuentro entre la compañía y los candidatos es generar una experiencia única en el proceso de selección, que facilite el acceso a un puesto de trabajo en Clece de una forma eficaz, cercana, ágil y transparente. Para optar por un puesto de trabajo, es necesario registrarse en la web y obtener una cita previa para realizar la entrevista. No obstante, también se puede ir a Laboral MAD sin cita previa, aunque los interesados tendrán que esperar para su entrevista.

«Tratamos de fomentar la inserción laboral de colectivos vulnerables. Ahora mismo Clece cuenta con más de 70.000 empleados y 9.000 pertenecen a estos colectivos. Personas con diversidad funcional, gente en riesgo de exclusión social, víctimas de violencia de género, de terrorismo, jóvenes…», señala Laura Arrieta, técnico de selección de Clece.

«Con esta oportunidad no voy a depender de nadie»

Ana Rosa Vásquez lleva casi cuatro años sin empleo. «Yo trabajaba en hostelería, limpieza, catering… Ahora, con esta oportunidad no voy a depender de nadie. Sólo de mi trabajo», cuenta nada más acabar su entrevista y con una carpeta en la que guarda su nuevo precontrato. En julio empezará a trabajar para los servicios de limpieza del metro.

Igual de feliz sale Francia Escobar, que comenzará a trabajar en una residencia. «Estoy contenta porque tengo un niño y estaba desempleada. A veces te piden experiencia  y no la tienes. O estudios, y yo no los tengo homologados. Es una alegría que aquí confíen en nosotros».

Doce mesas de entrevistas y turnos de 20 minutos

Por la estación de Chamartín pasarán cerca de 2.000 personas esta semana. Hay un total de doce mesas y la actividad es constante, con entrevistas cada veinte minutos en cada una de las mesas. «Es muy importante que una empresa como Clece organice un evento en el que puedas salir con un empleo nuevo», indica Irene Caballería, de la Fundación Dolores Sopeña, que colabora con Clece.

«El objetivo de la gente que viene a formarse con nosotros es acabar con un puesto de trabajo, por eso es muy importante esta labor. Cuando uno busca trabajo, tiene que enviar miles de currículums hasta que le llega una entrevista. Poder venir a una entrevista directa es una oportunidad que no se puede dejar pasar».