Economía

CaixaBank y Sabadell pierden 1.330 millones en un día y se hunden en mínimos

Ambos caen más de un 6% en la jornada, lo que lleva a CaixaBank a niveles de 2016 y a Sabadell a mínimos históricos

CaixaBank y Sabadell pierden 1.330 millones en bolsa en un día y se hunden en mínimos.

Pantallas de cotización en el interior del Palacio de la Bolsa. EFE

Jornada aciaga para la banca española en bolsa. El sector financiero nacional se ha visto golpeado este viernes con contundencia, después de que los resultados de CaixaBank y Sabadell azuzaran la preocupación de los inversores por la situación a la que se enfrentan las entidades del país.

Los dos bancos de origen catalán han corrido con la peor parte, firmando en ambos casos recortes superiores al 6%, que les llevan a pulverizar con creces sus mínimos anuales, tras perder entre ambas 1.330 millones de euros de capitalización en sólo una sesión.

En el caso de CaixaBank, las caídas han alcanzado el 6,66%, en lo que representa su segundo mayor desplome desde 2016. El banco que preside Jordi Gual ha visto evaporarse así cerca de 1.000 millones de su capitalización en bolsa y se sitúa en sus niveles más bajos en tres años, tras pulverizar un tercio de su valor en sólo seis meses.

El desplome se ha producido después de que la entidad publicara un descenso del 52% de su beneficio en el primer semestre, y a pesar de los esfuerzos de su consejero delegado, Gonzalo Gortázar, para explicar que este aparente traspiés se debía únicamente al efecto de los costes del ERE que acaba de aprobar el banco, y que, dejando al margen este impacto, las cifras del banco demuestran una evolución sólida del negocio.

CaixaBank ha perdido un tercio de su valor en sólo seis meses, penalizado por la incertidumbre de las hipotecas IRPH

Sin embargo, firmas como Renta 4 o Bankinter resaltaron la debilidad de los ingresos, que, de hecho, llevaron al banco a rebajar sus previsiones de margen de interés o comisiones para el conjunto del año, lo que trató de compensar con una mejor evolución de los costes que no ha sido suficiente para calmar a los inversores.

Los expertos también recuerdan que el banco se encuentra muy presionado por ser el más expuesto al riesgo pendiente de dilucidar en los tribunales de las hipotecas IRPH. Además, el banco recibió este viernes el mazazo de la noticia de que la Audiencia Nacional lo investiga por blanqueo de capitales.

Pese a todo, Gortázar insistió en que lo que este viernes castigaba el mercado era la compleja situación a la que se enfrenta el conjunto del sector, agravada tras el mensaje del BCE este jueves abriendo la puerta a una próxima rebaja de los tipos de interés, y que si CaixaBank sufre con mayor intensidad también se debe a que en los últimos años ha tenido un comportamiento mejor que la media.

Sabadell ha cedido más del 40% de su valor en el último año, con el mercado preocupado por su posición de capital

Este mensaje se veía respaldado por las fuertes caídas que también experimentaban este viernes Bankia o Bankinter, que cedieron un 4,75 y un 3,25%, respectivamente, y, sobre todo, Sabadell, que se dejó un 6,59%, equivalente a un recorte de 332 millones de euros, que le lleva a profundizar en sus mínimos históricos, con un valor ya claramente por debajo de los 5.000 millones de euros. En los últimos 12 meses arrastra pérdidas claramente superiores al 40%.

La entidad presidida por José Oliu también comunicó este viernes un recorte de sus previsiones para el año, tras anunciar que en el primer semestre obtuvo un beneficio de 532 millones de euros, un 341% más que el año anterior, al rebajar el dinero destinado a provisiones. Aunque muchos analistas hicieron una lectura positiva de la evolución del negocio, con un destacado crecimiento de las comisiones, entre los inversores siguió pesando la preocupación por una situación de capital que es considerada como débil, a pesar de las últimas desinversiones.

Te puede interesar

Comentar ()