Economía | Empresas LA AEROLÍNEA SÓLO CANCELA 14 VUELOS EL DOMINGO Y EL LUNES

Los sindicatos denuncian que Ryanair coacciona a sus azafatos antes de la huelga

logo
Los sindicatos denuncian que Ryanair coacciona a sus azafatos antes de la huelga
Aterrizaje de un avión de Ryanair.

Aterrizaje de un avión de Ryanair. EFE

Resumen:

Ryanair afronta una oleada de huelgas durante todo septiembre. Los tripulantes de cabina de la aerolínea de bajo coste están convocados a diez jornadas de paros el próximo mes –y que arrancan ya el próximo domingo- y los pilotos de la compañía a otras cinco jornadas más.

Son la respuesta de los sindicatos de la low cost al duro ajuste que prepara la dirección de Ryanair, con el cierre de cuatro bases de operaciones en el mercado español (Gran Canaria, Tenerife Sur, Lanzarote y Girona) y que implicará un recorte de plantilla que se ejecutará mediante un ERE que puede acabar afectando a 512 trabajadores adscritos a ellas.

Encuesta enviada por la dirección de Ryanair a sus tripulantes de cabina.

Encuesta enviada por la dirección de Ryanair a sus tripulantes de cabina.

Los sindicatos Sitcpla y USO, con representación en el colectivo de tripulantes de cabina, alertan de que la dirección de Ryanair trata de coaccionar a la plantilla para evitar que secunden la huelga. Las organizaciones sindicales denuncian que la compañía intimida a la plantilla enviando una encuesta personal para saber si los tripulantes secundarán la huelga o no.

Ryanair está sondeando a su plantilla con una encuesta con cuatro respuestas posibles, con las que el azafato que la recibe desvelaría con su respuesta si secundará la huelga o no en caso de que en los días de huelga tuviese programado vuelos o, en caso de librar o estar de vacaciones, si se presenta voluntario para volar en los días de los paros. Los sindicatos denuncian que esta práctica contraviene la legislación laboral española.

Ryanair reconoce el envío de esas encuestas a los tripulantes, pero niegan la ilegalidad de esa práctica. “Estas afirmaciones son falsas. Es perfectamente legal preguntar a nuestro personal si tienen intención de ir trabajar en el horario previsto de su jornada laboral y está permitido buscar dicha respuesta (a preguntas razonables) entre nuestros empleados”, contraponen fuentes oficiales de Ryanair. “La respuesta a estas encuestas es completamente voluntaria. Nadie puede ser ni será castigado o victimizado si elige secundar la huelga”, sentencian.

La huelga de los tripulantes de cabina arranca ya este fin de semana. El domingo y el lunes están convocadas las dos primeras de las diez jornadas de paros (en concreto los días 1, 2, 6, 8, 13, 15, 20, 22, 27 y 29 de septiembre). Para los dos primeros días de huelga Ryanair sólo ha cancelado catorce vuelos en España, de los más de 1.900 vuelos programados para esas dos jornadas.

“Todos los pasajeros de los seis vuelos cancelados el domingo 1 de septiembre y los ocho cancelados el lunes 2 de septiembre ya han recibido notificaciones por correo electrónico o mensajes de texto SMS para informarles de sus opciones, bien un cambio de vuelo de forma gratuita o un reembolso completo”, ha subrayado Ryanair en un comunicado.

La dirección de Ryanair ha solicitado a los sindicatos de tripulantes Sitcpla y USO y al de pilotos Sepla la desconvocatoria de las huelgas “sin sentido” del próximo mes que no tienen “otro propósito que alterar los planes de viaje de nuestros clientes y sus familias durante la vuelta de las vacaciones de verano”.

La compañía subraya que el cierre de las bases de operaciones en Canarias “es un hecho irreversible” por el retraso en la entrega de los nuevos aviones Boeing 737 MAX –un modelo suspendido por problemas de seguridad- y que le hará tener 30 aparatos menos este invierno. “Esto nos ha forzado a anunciar el cierre de algunas bases invernales deficitarias o la reducción del número de aviones en otras. Se trata de una decisión difícil que ha afectado a diversas bases de Ryanair este invierno, tanto en España como en otros ocho mercados”, dice la aerolínea.

“Bases como las situadas en las Islas Canarias generan grandes pérdidas durante la temporada de invierno. Casi todo su tráfico se origina en el extranjero, por lo que puede ser atendido por aviones basados en otros países de la UE, sin los altos costes e ineficiencia resultante de basar aviones y tripulación en las Islas Canarias durante el período de noviembre a marzo”, sostiene la dirección del grupo irlandés.

Comentar ()