Economía | Empresas

Santander asume un deterioro de 1.500 millones por su negocio en Reino Unido

El impacto de la regulación, la fuerte competencia en Reino Unido y las incertidumbres generadas por el Brexit nublan las perspectivas del negocio británico

logo
Santander asume un deterioro de 1.500 millones por su negocio en Reino Unido

Resumen:

El deterioro del negocio en Reino Unido va a suponer a Banco Santander un oneroso cargo en sus cuentas del tercer trimestre. La entidad que preside Ana Botín ha anunciado en la noche de este martes que asumirá un impacto aproximado de 1.500 millones de euros por el ajuste del fondo de comercio adscrito a Santander UK.

La entidad explica, a través de un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que el deterioro en el valor de su unidad británica se debe a un cambio en las expectativas de negocio, «como consecuencia de un entorno regulatorio complejo, entre otras razones por los distintos efectos negativos de la regulación que obliga a los bancos a separar el negocio de banca minorista del de banca de inversión (ring-fence)».

A este respecto, Santander explica que ha elevado en unos 40.000 millones de euros los activos de su sucursal en Londres (de los que 25.000 millones provienen de un traspaso inicial desde Santander UK para ajustar a la normativa). Así mismo, señala que se ha producido un incremento de los costes al duplicarse algunas funciones, lo que a su vez ha dado lugar a una disminución en la capacidad de generación de beneficios de Santander UK.

A esto se suman el impacto del entorno de fuerte competencia que se viene desarrollando en los últimos tiempos en el país, y que ha supuesto una notable merma de su negocio en el mercado británico, y las incertidumbres generadas por el proceso del Brexit.

Desde Banco Santander señalan que este apunte contable se plasmará en las cuentas consolidadas del Grupo en el tercer trimestre de 2019 y tendrá impacto en el beneficio atribuido de la entidad. No lo tendrá, en cambio, sobre el resultado ordinario, el valor contable tangible por acción del grupo ni afectará a sus compromisos con los clientes.

Del mismo modo, resalta que no habrá impacto alguno sobre su ratio de capital CET1 ni sus flujos de caja y que no alterará los objetivos a medio plazo del grupo.

Nueva consejera

La entidad también ha anunciado la incorporación de Pamela Walkden al consejo como consejera independienta, en sustitución del mexicano Carlos Fernández, que ha sido consejero independiente desde 2015.

Walkden cuenta con una amplia experiencia en el sector financiero británico, donde ha ocupado puestos de responsabilidad, fundamentalmente en Standard Chartered Bank, donde trabajó casi 30 años como responsable de riesgos, auditoría interna o tesorería. También ha sido miembro independiente del panel de reforma regulatoria (Regulatory Reform Panel) de la Prudential Regulation Authority (PRA) de Reino Unido y del Stakeholder Group de la Autoridad Bancaria Europea.

Comentar ()