Economía

Las cinco preguntas sobre el 'Madrid Central' de Almeida

El Ayuntamiento de Madrid ha presentado un plan que pretende rebajar las condiciones para acceder a la capital en coche establecidas durante el mandato de Carmena

logo
Las cinco preguntas sobre el 'Madrid Central' de Almeida

Resumen:

Martínez-Almeida lo anunció como una de sus medidas estrella si lograba la alcaldía: “Lo primero, se acabó Madrid Central”. La zona de bajas emisiones de Manuela Carmena estaba en marcha desde noviembre de 2018, limitaba el tráfico rodado por el centro de la capital y sancionaba a los vehículos no autorizados que circulasen dentro de un perímetro de 472 hectáreas. 

No tardó en llevar a la práctica su rechazo a Madrid Central y, después de tomar posesión como alcalde, puso en marcha una moratoria de multas, que fue tumbada por los juzgados a los pocos días. Ahora, el Gobierno del PP y Ciudadanos ha presentado un nuevo plan anticontaminación que suaviza el acceso al área restringida.  

‘Madrid Central’ perderá su nombre -pasará a denominarse, simplemente, Centro- pero sí conservará el número de hectáreas restringidas al tráfico. Con estos cambios en el distrito Centro y otros en el resto de la capital aumentarán, según el Ayuntamiento, la reducción de emisiones en un 15%. 

¿Qué vehículos podrán acceder a Madrid Central? 
La medida del anterior Ayuntamiento restringe el tráfico casi en la totalidad del distrito Centro de la capital: en los barrios de Sol, Justicia, Palacio, Cortes y Embajadores. Un total de 472 hectáreas al que sólo pueden acceder residentes, ambulancias y servicios públicos. Sin embargo, cuando entre en vigor la nueva ordenanza, podrán circular dentro de Madrid Central los vehículos en los que viajen al menos dos ocupantes con el distintivo ambiental C de la DGT; es decir, turismos y furgonetas diésel matriculadas desde 2014 y de gasolina desde 2006.  

¿Dónde se podrá aparcar? 
Dentro de Madrid Central, los coches con etiqueta B (turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir del año 2000 y de diésel a partir del 2006) y C (turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas en 2006 y los diésel desde 2014) sólo podrán estacionar en aparcamientos, según informa Europa Press. 

Los coches sin pegatina -coches de gasolina anteriores al año 2000 y diésel de antes del 2006- no podrán entrar al perímetro restringido. El Ayuntamiento bajará los precios de las tarifas de los parkings públicos del distrito.  

¿Cuáles son las otras medidas para reducir las emisiones en el centro de Madrid? 
El Consistorio quiere peatonalizar uno de los puntos más emblemáticos de la capital, la Puerta del Sol. Se trata de una zona en la que circulan diariamente unos 4.000 taxis, en su mayoría vacíos, y más un millar de coches. Las peatonalizaciones se realizarían desde Alcalá hasta Sevilla, el tramo de Mayor, de Sol hasta Esparteros y desde la Carrera de San Jerónimo hasta la plaza de Canalejas. 

La propuesta, que podría ser modificada o ampliada, contempla el desvío o la partición del recorrido de la línea 3 del servicio urbano de autobuses y cambios también en la 51. Pero, a su vez, ‘Madrid 360’ quiere incorporar una línea de autobuses gratuita y de “cero emisiones” que atraviese el centro desde la calle San Bernardo hasta la Puerta de Toledo y otra que recorra la Gran Vía desde Moncloa hasta la Plaza de Felipe II. Una tercera línea, que sí será de pago, bordeará el distrito. 

¿Cuándo prohibirán la entrada a Madrid de los vehículos sin pegatina? 
‘Madrid 360’ respetará el calendario de restricciones que marcó Carmena. Las prohibiciones al tráfico por distintas áreas de la ciudad se irán aplicando progresivamente. De esta forma, a partir del próximo enero, los vehículos sin distintivo ambiental de la DGT no podrán aparcar en la almendra central a excepción de los residentes de un mismo barrio.  

En 2022, los que no vivan en la capital no podrán circular con este tipo de vehículos en el interior de la M-30, una prohibición que se aplicará a los residentes un año más tarde. Será en 2025 cuando se prohíba a todos los ciudadanos el uso de estos coches por cualquier punto de la ciudad. 

¿Cuándo podría entrar en vigor la nueva normativa? 
Los cambios no serán inmediatos. El actual equipo de Gobierno, según informa Efe, modificará la ordenanza de movilidad de Manuela Carmena durante el primer semestre de 2020 y necesitará el apoyo de otro grupo municipal.