Economía

La amenaza de recesión en EEUU hunde las bolsas: el Ibex sufre su mayor caída en 2 años

logo
La amenaza de recesión en EEUU hunde las bolsas: el Ibex sufre su mayor caída en 2 años

Resumen:

Los mercados financieros globales vuelven a zozobrar. La calma comprada por los bancos centrales con su última ronda de estímulos monetarios no ha sido capaz de resistir a las tensiones desatadas por la creciente amenaza de recesión en la mayor economía del mundo.

Los datos negativos se acumulan en Estados Unidos. Después de que el martes se publicara el peor dato de manufacturas en los últimos diez años, este miércoles han sido las cifras de empleo en el sector privado las que han defraudado las expectativas, alimentando los augurios de que el mayor ciclo expansivo de la historia podría estar próximo a su fin.

Con China soportando con dificultad las embestidas de su guerra comercial, precisamente con Estados Unidos, y Europa arrojando unas muestras de flaqueza alarmantes -y con la amenaza del Brexit a las puertas-, el debilitamiento de Estados Unidos es percibido como la ruptura del último dique de contención de la crisis.

El Ibex pierde el nivel de los 9.000 puntos por primera vez desde septiembre, al caer un 2,77%

Tan sombrío panorama ha desatado una ola de pesimismo en los mercados mundiales que ha arrasado con la casi totalidad de las bolsas. El Ibex 35 español ha cerrado la jornada con un revés del 2,77%, su mayor caída en los últimos dos años, que le lleva a perder la cota de los 9.000 puntos por primera vez desde inicios de septiembre. Las caídas iniciales se intensificaron en el tramo final, cuando se conoció la nueva decepción de los datos estadounidenses.

El varapalo apenas ha admitido excepciones entre las compañías de la bolsa española. Sólo MásMóvil y Acciona cierran la jornada con leves ganancias, mientras que Arcelor, que cede cerca de un 6%, y Amadeus, Santander y ACS, con recortes superiores al 4%, se ponen al frente de las caídas.

El Ibex ha estado acompañado en su derrumbe por la práctica totalidad de las grandes plazas europeas. El Ftse 100 británico ha cedido más de un 3% por primera vez desde 2016, mientras que el Cac 40 galo le sigue muy de cerca en la cuantía de sus pérdidas. El Mib italiano y el Dax alemán también se anotan caídas que superan el 2,7%. Grandes compañías como Adidas, Société o Total vieron esfumarse entre el 5 y el 4% de su valor.

En Wall Street los grandes índices intensifican las pérdidas del día anterior, con el Dow Jones y el S&P 500 restando algo más del 2%, con las aerolíneas y las grandes tecnológicas encabezando el retroceso.

Los miedos de los inversores vuelven a traducirse en repuntes de los activos considerados refugio. El oro repunta más de un 1%, recuperando el nivel de los 1.500 dólares, mientras que el petróleo extiende su debilidad, con caídas superiores al 2%, que le sitúan claramente por debajo de los 60 dólares, evidenciando las dudas de los inversores sobre la evolución de la economía global.

También el yen japonés y la deuda alemana volvieron a registrar entradas de dinero, con los inversores tratando de rotar hacia aquellas inversiones que puedan salir mejor paradas en un escenario de debilidad económica.