Economía | Empresas

Vodafone denuncia una campaña de desestabilización por grupos próximos a MásMóvil

logo
Vodafone denuncia una campaña de desestabilización por grupos próximos a MásMóvil
Antonio Coimbra, CEO de Vodafone España.

Antonio Coimbra, CEO de Vodafone España. EFE

Resumen:

Vodafone España sostiene que hay grupos financieros «interesados y cercanos a MásMóvil» que intentan desestabilizarla, a la vista de que las recientes decisiones estratégicas adoptadas «empiezan a dar claramente resultados».

El consejero delegado de Vodafone España, António Coimbra, ha enviado una carta a sus empleados en la que desmiente la «noticia de carácter especulativo» que publica este miércoles El Confidencial afirmando que MásMóvil presentó en verano una oferta en firme a la dirección del grupo británico para comprar su negocio español por 6.000 millones de euros.

Este escrito, al que ha tenido acceso Efe, llega después de que MásMóvil haya remitido también un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) antes de la apertura de los mercados.

«No existen negociaciones con MásMóvil para la fusión, adquisición parcial o total de los activos de Vodafone (…). No tenemos interés», afirma Coimbra, que añade que del contenido y las fuentes de la información «se desprende que existen ciertos grupos financieros, interesados y cercanos a MásMóvil, que están especulando con una potencial operación corporativa».

El directivo destaca a sus empleados que el artículo se publica justo cuando Vodafone España se encuentra «en un punto de inflexión» tras haber tomado una serie de decisiones estratégicas que, «amplificadas» con el «esfuerzo y dedicación» de sus empleados, «empiezan a dar claramente resultados».

«Intentan desestabilizarnos», concluye Coimbra sobre lo que califica de una «acción teledirigida con un claro factor de desestabilización», y pide a los trabajadores unidad y que no se distraigan del objetivo de «volver a crecer», algo que está «muy cerca» de conseguir.

La información asegura que Goldman Sachs es el promotor de la supuesta operación, e incluso la financiaría, y apunta que McKinsey ha elaborado un plan estratégico y calculado que la integración generaría unas sinergias de 2.000 millones.

El diario asegura que MásMóvil propuso la operación a Vodafone el pasado verano y que el grupo británico la rechazó, para reclamar 8.000 millones por su negocio en España, 600 más de los que pagó en 2014 por ONO.

En su primer semestre fiscal (abril-junio) Vodafone vio caer la facturación en España un 10 %, hasta algo más de mil millones de euros, lastrada en parte por su renuncia a emitir el fútbol. Afectada por esa misma decisión, en el último ejercicio fiscal, cerrado en marzo, la facturación cayó el 5,5 % y el resultado bruto de explotación un 24 %.

Además, Vodafone rediseñó su oferta televisiva apostando por cine y series, lanzó planes de datos móviles ilimitados, amplió su acuerdo con Orange para compartir redes e implantó un expediente de regulación de empleo (ERE) para el 80 % de su plantilla.

Coimbra asegura en su carta que Vodafone, que está inmersa ahora en el lanzamiento pionero de servicios sobre 5G en varios países de Europa, está «muy cerca» de conseguir los objetivos que se ha marcado para su segundo semestre fiscal tanto en ebitda como en ingresos.

Comentar ()