Economía | Empresas

Vodafone y Orange pierden 845.000 clientes en un año en plena guerra del fútbol

Movistar sufre una caída de casi 70.000 líneas de móvil, mientras que MásMóvil arrasa con 474.000 clientes arrebatados a sus rivales.

logo
Vodafone y Orange pierden 845.000 clientes en un año en plena guerra del fútbol
Los jugadores del Atlético de Madrid celebrando un gol.

Los jugadores del Atlético de Madrid celebrando un gol. efe

Resumen:

Fue hace un año cuando estalló una cruenta guerra comercial entre las telecos en España. La decisión de Vodafone de dejar de emitir fútbol en su televisión de pago revolucionó el sector y desató una batalla de descuentos entre las grandes operadoras.

Un año en que Vodafone y Orange son las que más han perdido, en que Telefónica pierde pero menos (mucho menos), y en que MásMóvil ha arrasado a costa de sus rivales sin plantearse siquiera ofrecer fútbol a sus clientes.

Llevamos meses en que las telecos han seguido disputándose a los clientes a golpe de descuentos a momentos desorbitados, en un contexto en que se marcan récord de infidelidad y las portabilidades (los clientes que pasan de una compañía a otra) registran máximos históricos. Las promociones continúan. Con menos agresividad este verano que el pasado, pero continúan.

En el último año, de agosto a agosto, Vodafone ha perdido un total de 448.000 líneas de móvil y Orange –que sí que ofrece todo el fútbol en su plataforma de televisión de pago- se ha dejado 397.000. En el mismo periodo, Movistar también tiene un dato negativo de portabilidades netas, con 69.000 líneas móviles menos, según los datos provisionales que manejan las compañías del sector y a los que ha tenido acceso El Independiente.

La otra cara del sector la dan MásMóvil, que arrasa con 474.000 líneas de móvil arrebatadas directamente a sus rivales; Euskaltel, que consigue sumar 20.000 clientes en un año; y también Digi, la operadora de origen rumano que consigue disparar su crecimiento con 236.000 líneas adicionales en un año.

Y sin embargo… Vodafone remonta

Durante este últimos año Vodafone ha sufrido en algunos meses una auténtica sangría en su cartera de cliente. Lo peor vino en el arranque de de la temporada futbolística del año pasado, con algunas recaídas posteriores.

Más recientemente, entre abril y junio, la operadora roja sufrió otro batacazo con un descenso de 158.000 líneas en tres meses. Ya entonces la compañía justificó la fuerte caída en la pérdida de dos grandes clientes corporativos con miles de teléfonos, como eran las cuentas de BBVA y de la Junta de Andalucía.

Desde entonces, Vodafone España ha recompuesto su actividad. El mes pasado la filial de la teleco británica incluso ganó 8.000 líneas de móvil, aupada por la captación de algunos grandes clientes corporativos y la buena marcha de su marca de bajo coste Lowi, que está consiguiendo compensar las caídas de la enseña principal de Vodafone.

Durante el pasado julio, Movistar, en cambio, perdió 32.800 clientes de móvil, Orange redujo su cartera en 9.900 líneas y Euskatel en 2.800. Por su parte, MásMóvil volvió a crecer, captando 13.900 portabilidades netas y Digi sumó también 11.900, según fuentes del sector con acceso a los datos adelantados.

Y es que aunque ha habido movimientos comerciales, la campaña de descuentos este verano está siendo mucho menos agresiva a cuenta del fútbol y Movistar y Orange tratan de enfriar el mercado sin lanzar grandes promociones con precio de derribo.