La bolsa española va camino de cerrar un año en blanco. Arcano ha anunciado este miércoles su decisión de suspender la salida a bolsa de Balboa Ventures, prevista para este mismo mes de noviembre. La firma ha tomado esta decisión «en atención al estado actual de los mercados», según un hecho relevante comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La compañía ha decidido, por lo tanto, posponer la operación a la espera de un entorno de mercado más propicio.

El precio se había fijado en 10 euros por acción y estaba previsto que la adjudicación de las acciones tuviera lugar el 20 de este mes, tras finalizar el proceso de recepción de propuestas. El pasado 7 de este mes, el organismo supervisor aprobó el folleto de salida a Bolsa de la sociedad de capital riesgo, que incluía la suscripción de 10 millones de acciones nuevas.

En el momento del registro del folleto, Balboa tenía firmados compromisos irrevocables de inversión por aproximadamente 25 millones de euros con 18 inversores. Asimismo, cuatro consejeros se habían comprometido a suscribir acciones por un importe total de 550.000 euros. Adicionalmente, Arcano Partners sería titular del 2% del capital social de Balboa Ventures en el momento de la admisión.

JB Capital Markets y Banco Santander iban a actuar como ‘entidades coordinadoras globales’ de la oferta y joint bookrunners, mientras que Arcano Valores preveía actuar como bookrunner. Por su parte, Banco L.J. Carregosa, Norbolsa, Octavian y AVR Capital habían sido elegidos como co-lead managers.

El objetivo de Arcano era captar alrededor de 100 millones de euros -que podrían ampliarse hasta los 150 millones- de inversores internacionales con la puesta en el mercado de una participación en la sociedad de capital riesgo especializada en la inversión venture capital (financiación de pequeños proyectos incipientes) en el sector tecnológico.

La última salida a bolsa en España fue la de Solarpack en diciembre de 2018

La intención de la firma era utilizar los fondos obtenidos en la operación para invertir en fondos de venture capital enfocados fundamentalmente en compañías tecnológicas en su fase inicial mediante compromisos en primario y la compra de fondos a través del mercado secundario y, en menor medida, directamente en compañías tecnológicas en etapas más maduras.

El grueso de esas inversiones se centraría en Estados Unidos, que concentrará alrededor del 60% de las mismas, mientras también habrá un foco relevante en Europa e Israel, que podrían acaparar entre un 20 y un 30% de los fondos. El resto podría invertir en otras regiones, como China, India y el sudeste asiático, pero, «preferentemente», a través de gestores de venture capital de Estados Unidos.

Sin embargo, Arcano ha chocado en sus planes con un entorno de mercado muy complejo, afectado por el cúmulo de incertidumbres globales que planean sobre la economía mundial, y la percepción de una desaceleración que amenaza por momentos en convertirse en una nueva crisis.

En ese entorno, han sido varios los intentos de salida a bolsa frustrados a lo largo del año. La última salida a bolsa que se produjo en el parqué español fue la de la compañía de energías renovables Solarpack, que se produjo en diciembre de 2018.