Economía | Empresas

Los empresarios se revuelven contra Sánchez e Iglesias: el programa está "cerca del populismo"

logo
Los empresarios se revuelven contra Sánchez e Iglesias: el programa está "cerca del populismo"
El presidente de CEOE, Antonio Garamendi.

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi. Europa Press

Resumen:

La CEOE ha expresado su «honda preocupación» por las medidas «más cerca del populismo que de la ortodoxia económica» que incluye el adelanto del programa de Gobierno del PSOE y Unidas Podemos y el daño que pueden hacer al empleo y la economía.

En un comunicado junto a Cepyme, los empresarios señalan que en un contexto de ralentización económica el documento esboza una serie de medidas de carácter económico y laboral que, «más cerca del populismo que de la ortodoxia económica», impactarán de forma «muy negativa en la creación de empleo, en el futuro de las empresas y desincentivarán cualquier posibilidad de inversión en España».

En la práctica, advierten, algunas de las vías de acción que se adelantan en el documento impactarán especialmente en las pymes y entre los autónomos y «pueden acabar dando como resultado un aumento de la economía sumergida y menores oportunidades de acceso al mercado laboral, los dos grandes problemas de este país».

Junto a esto, también cuestionan que las medidas planteadas dejan sin espacio al diálogo social entre empresas y trabajadores y «abren la puerta a un monólogo social por parte del futuro Gobierno».

«La adopción de iniciativas legislativas sin consenso pueden acabar teniendo escaso recorrido y siendo contraproducentes», añaden.

La patronal recuerda que los últimos indicadores económicos reflejan que la economía española crece a tasas inferiores al 2 %, tal y como la CEOE había señalado «no fruto de un catastrofismo interesado», sino desde la «voluntad de contribuir al bien común».

La CEOE y Cepyme subrayan también en la nota su apuesta por el diálogo social y reiteran su apuesta por un Gobierno «estable y moderado».

Las patronales tienen previsto someter a consideración el documento presentado por la coalición PSOE-Unidas Podemos en la próxima junta directiva que se celebra en enero.

Hachazo fiscal a rentas altas y empresarios

Si consiguen gobernar, PSOE y Podemos activarán rápidamente la maquinaria de Hacienda para recaudar entre los empleados con mayor poder adquisitivo. Tanto los empresarios como las rentas más altas serán los más perjudicados por la aplicación del programa económico aprobado por los dos partidos.

En concreto, el impuesto sobre la Renta subirá dos puntos para quienes ingresan más de 130.000 euros al año. La subida será mayor -cuatro puntos- para las rentas superiores a los 300.000 euros. El hachazo también se aplicará a las rentas de capital, con un aumento de cuatro puntos (desde el 23%) a partir de 140.000 euros. 

La coalición también endurece la tributación para las empresas. Según el programa, se fijará un tipo mínimo del 15% en el Impuesto de Sociedades, un porcentaje que crecerá hasta el 18% en el caso de los bancos y las empresas energéticas.

Marcha atrás en la reforma laboral

Las empresas también tendrán que adaptarse a los importantes cambios que se aplicarán a las reglas laborales. El programa plantea endurecer la subcontratación de servicios especializados, para frenar -entre otras cosas- el boom de los falsos autónomos. Los sindicatos saldrán ganando al recuperar poder en la negociación colectiva, ya que dejarán de tener prioridad los convenios de empresa frente a los sectoriales. Y las empresas tendrán menos poder para cambiar de forma unilateral las condiciones contractuales de sus empleados. La coalición también propone anular la posibilidad de despido por absentismo causado por bajas por enfermedad. 

En materia de contratación, PSOE y Podemos quieren combatir la precariedad, reduciendo la dualidad en el mercado laboral y reforzando el control de la contratación a tiempo parcial. «Para ello, revisaremos la normativa sobre trabajo a tiempo parcial, para prevenir su uso fraudulento y para garantizar efectivamente que las condiciones de trabajo y los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras a tiempo parcial son iguales a los de los contratados a tiempo completo», indica el texto presentado este lunes.

Comentar ()