Economía | Empresas

Ryanair amenaza con cerrar más bases en España y concentra su crecimiento en Madrid

El gigante del bajo coste confirma que sufrirá un frenazo en el mercado español este año por la crisis del Boeing 737 MAX y prevé perder un 1,5% de pasajeros en todo el país.

logo
Ryanair amenaza con cerrar más bases en España y concentra su crecimiento en Madrid
Un avión de la aerolínea de bajo coste Ryanair.

Un avión de la aerolínea de bajo coste Ryanair. efe

Resumen:

Ryanair afronta un frenazo en España. Tras años de fuerte crecimiento y tras nueve años como mayor aerolínea en el país, el gigante del bajo coste da por hecho que perderá pasajeros en el mercado español en 2020 y augura que recortará su cifra de pasajeros en todo el país en el entorno del 1,5%.

El zarpazo previsto en el tráfico de pasajeros es desigual. Ryanair concentra prácticamente todo su crecimiento en el aeropuerto de Madrid-Barajas, donde en vez de perder viajeros incluso augura crecer un 1,5%. Por el contrario, la compañía prevé un descenso del 3% de su negocio en los aeropuertos de Cataluña.

La culpa de todo, según la dirección de la propia compañía, es la crisis del Boeing 737 MAX, el modelo que tiene prohibido volar en prácticamente todo el mundo porque fallos en su diseño presuntamente provocaron dos accidentes con casi 350 víctimas mortales.

Ryanair tiene firmados con el fabricante estadounidense la compra de 210 unidades de la nueva versión del B737 (135 pedidos en firme y otras 75 opciones de compra). Este año preveía recibir 58 aparatos, ahora augura que recibirá 10, pero no descarta que, si siguen los problemas de seguridad del modelo, finalmente quedarse sin ninguno.

Si la crisis del que iba a ser uno de los modelos estrella de Boeing se agrava y la compañía low costfinalmente no incorpora este año ningún avión nuevo, Ryanair amenaza con cerrar más bases de operaciones en España. “Si las entregas del B737  MAX se reducen a cero, pueden surgir nuevos cierres de bases en España, en otros países europeos y nuevos cambios en la programación (…) Es una decisión comercial», ha subrayado el director de Marketing de Ryanair, Kenny Jacobs, informa Efe. «

La aerolínea acaba de echar el cierre a tres bases de Canarias (Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote), salvó in extremis Girona tras un pacto laboral dudoso que convierte en temporales a sus trabajadores en ese aeropuerto, y ahora no descarta clausurar otras bases en el mercado español. El único motivo del cierre de bases son los retrasos en las entregas del B737 MAX», ha apuntado el ejecutivo. Sin embargo, si los nuevos aviones se recibieran a tiempo, la aerolínea descarta reabrir las bases de Canarias.

Ryanair aún cuenta con nueve bases de operaciones en España (Madrid, Barcelona, Girona, Palma, Sevilla, Málaga, Santiago, Alicante y Valencia); funciona como base también Ibiza, pero sólo en verano; y está presente en otros 16 aeropuertos españoles más. La aerolínea da por hecho la caída del negocio este año, pero mantiene su objetivo de crecer en España en los próximos cinco.

El cierre de las tres bases de Canarias han provocado el despido colectivo de gran parte de los pilotos y tripulantes de cabina que operaban desde ellas. Los directivos de Ryanair presentes este martes en Madrid no han podido confirmar la cifra exacta de los despedidos, limitándose a apuntar que han sido “poco más de 200 empleados” y otros 100 habrían sido recolocados en bases europeas. Todos los despedidos, según Ryanair, han recibido ya sus respectivos finiquitos e indemnizaciones «según lo previsto en la legislación española».

Líder en España en 2019

Ryanair es la mayor aerolínea de España desde que en 2011 desbancó en lo más alto del podio a la hasta entonces todopoderosa Iberia, la antigua compañía de bandera. Y así sigue hasta ahora. El gigante del bajo coste reforzó el año pasado su liderazgo en el mercado español y siguió creciendo con fuerza.

El Grupo Ryanair –que integra a la aerolínea homónima y su filial austriaca Laudamotion- transportó un total de 46,56 millones de pasajeros en los aeropuertos españoles en 2019, lo que supone un crecimiento del 7,7% en relación al año anterior. Si no se incluyen los más de 2,86 millones aportados por Laudamotion, de la que la low cost irlandesa controla el 100% de sus acciones desde enero de 2019, Ryanair habría alcanzado los 43,7 millones de viajeros en España, y un alza del 6,7%.

Con una u otra base de cálculo de su tráfico de viajeros, Ryanair se mantiene como la mayor compañía del mercado español con mucha ventaja respecto a sus rivales e incluso sigue por encima del nuevo Grupo Iberia que se conformará cuando se cierre la adquisición de Air Europa en algún momento de este año.

Iberia ha pactado la compra de Air Europa por 1.000 millones de euros y la unión de las dos grandes aerolínea promete sacudir el sector aéreo nacional. Pero su integración no servirá para tumbar el liderazgo de Ryanair en España. El nuevo gigante español se acerca, pero con los datos de pasajeros de 2019 aún no destrona a la low cost irlandesa, según los datos de Aena recalculados por El Independiente para eliminar la doble contabilización de los pasajeros de vuelos nacionales.

Iberia y su filial de bajo coste Iberia Express registraron el año pasado 23,2 millones de pasajeros, un 7,5%más; y Air Nostrum (que accionarialmente es independiente de Iberia pero coordina sus operaciones como fruto de un acuerdo de franquicia para los vuelos regionales) tuvo 5,3 millones, un 9,8% más. Air Europa, por su parte, contabilizó algo más de 13 millones de viajeros en España, con un crecimiento del 10,8% el pasado año.

En total, la suma del Grupo Iberia (Iberia, Express y Air Nostrum) y de la que se convertirá en nueva filial Air Europa rozó los 41,6 millones de pasajeros, por debajo de los registros de Ryanair. El grupo sólo desbanca al gigante irlandés si se suman también los viajeros de Vueling –integrada en el holding IAG, la misma matriz de Iberia- que en 2019 alcanzó los 29 millones de pasajeros, apuntándose un incremento del 7,8%.

Comentar ()