Banco Sabadell ha cerrado la venta de su gestora de fondos Sabadell Asset Management. La entidad que preside Josep Oliu ha anunciado en la tarde de este martes un acuerdo con el grupo Amundi para el traspaso del 100% de la filial por un importe de 430 millones de euros. Esta cantidad podría elevarse en hasta 30 millones de euros en 2024 en función de los activos bajo gestión de clientes de Banco Sabadell con que cuente la firma.

De este modo, Sabadell completa otra desinversión de calado que le ayuda a reforzar su posición de capital, uno de los aspectos del banco que más dudas había generado entre los analistas en los últimos trimestres.

En una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el banco explica que la venta generará una plusvalía de 351 millones de euros neta de impuestos que supondrá una mejora de su ratio de capital CET1 fully-loaded en unos 43 puntos básicos.

La operación incluye un acuerdo estratégico para la venta de los productos de Amundi en las oficinas de Sabadell

No obstante, el banco explica que de esa plusvalía 58 millones (7 puntos de CET1 fully-loaded) están sujetos a determinadas garantías vigentes a lo largo del periodo del acuerdo de distribución, por lo que se reconocerán proporcionalmente durante los próximos 10 años, mientras que el resto se reconocerá al cierre de la operación, que se espera que se realice en el tercer trimestre de 2020. La ratio de capital de Sabadell al término del tercer trimestre se situaba en el 11,8%.

Sabadell AM contaba al cierre de 2019 con unos activos bajo gestión de 21.800 millones de euros, excluyendo fondos de terceros, y obtuvo el año pasado un beneficio neto de 34 millones de euros. La operación no incluye los activos de Sabadell Urquijo Gestión, que sigue formando parte del grupo bancario.

La compraventa de la gestora comprende también un acuerdo estratégico a largo plazo entre Sabadell y Amundi por el que el banco español distribuirá los productos de Amundi a través de sus más de 1.900 oficinas en España.

La entidad que dirige Jaime Guardiola ha resaltado que, así, sus clientes podrán «acceder a nuevas oportunidades de inversión y a una gama más amplia de productos, reconocidos en el mercado internacional, completando la oferta actual de productos de ahorro e inversión y sin que implique cambio alguno en los fondos de inversión y planes de pensiones existentes».

El banco utilizará las plusvalías para reforzar su capital, uno de los factores que más dudan han generado en el mercado

Por su parte, Oliu ha explicado que «esta operación es una decisión estratégica y comercial que nos permite apoyarnos en la oferta de productos, la experiencia y las capacidades del líder europeo de gestión de activos». Además, también ha añadido que «esta alianza es una gran oportunidad para mejorar e impulsar el negocio de inversión y ahorro y fortalecer el compromiso de Banco Sabadell de brindar asesoramiento experto y excelencia en el servicio al cliente».

Sabadell reconoció el pasado octubre que estudiaba la venta de al menos una parte de su gestora de activos. Pocos meses antes, el banco había cerrado la venta de su filial inmobiliaria, Solvia, por unos 882 millones de euros.

Además, recientemente, el banco presentó un nuevo plan estratégico para su filial en Reino Unido, TSB, que ha supuesto uno de los principales lastres para Sabadell en los últimos años, después de protagonizar una caótica migración tecnológica que ha generado ya cuantiosas pérdidas al grupo y le expone a posibles multas.

El banco español, que presenta sus resultados del último trimestre de 2019 el próximo viernes 31 de enero, registró durante los nueve primeros meses del ejercicio pasado un beneficio de 783 millones de euros, frente a los 247,8 del mismo periodo del año anterior.