Economía | Empresas | Finanzas

Bankinter 'engancha' a la clientela con su cuenta nómina al 5%: capta 2.100 millones en 2019

El banco ha triplicado en cinco años su cartera de cuentas nómina y mantiene la intención de seguir pagando por este tipo de clientes

Sucursal de Bankinter con un cartel promocional de la cuenta nómina. Europa Press

La apuesta de Bankinter por las nóminas da resultado. La entidad que dirige María Dolores Dancausa ha cerrado 2019 con un volumen de 10.436 millones de euros en cuentas nómina, lo que representa un incremento de 2.119 millones de euros frente al año anterior, un 25% más.

Con una oferta que remunera al 5% durante el primer año y al 2% al segundo los fondos de los clientes de su cuenta nómina hasta un saldo máximo de 5.000 euros -siempre que cumplan unas condiciones mínimas de vinculación- la estrategia comercial de Bankinter en este ámbito se ha revelado sumamente atractiva.

En un entorno caracterizado por la escasez de productos de bajo riesgo que ofrezcan rentabilidades atractivas, la oferta de la entidad que dirige María Dolores Dancausa -que en la práctica permite obtener un máximo de 350 euros en dos años- representa una llamativa excepción, máxime cuando la mayor parte de las entidades están cercenando los intereses de los productos de ahorro y sobre el sector sobrevuela, incluso, la posibilidad de que los bancos pasen a cobrar a los clientes por su dinero, para compensar el impacto de los tipos de interés negativos en la Eurozona.

El banco defiende que el coste real de esta promoción es bajo y le da acceso a clientes muy vinculados

Desde Bankinter, sin embargo, se muestran cómodos con la remuneración que ofrecen en su cuenta nómina y apuestan por mantener sin cambios una estrategia iniciada en 2011 y que en los últimos cinco años les ha permitido triplicar su cartera de cuentas nómina.

El director financiero del banco, Jacobo Díaz, resaltó este jueves, durante la presentación de los resultados de 2019, que el volumen de estos recursos ya ha alcanzado unos niveles suficientes para que los costes iniciales de captación sean reducidos, en relación con el rendimiento que permiten a través de la vinculación de los clientes. Sobre todo, porque este coste se reduce desde el segundo año y se extingue al tercero.

El mérito de Bankinter estaría, pues, en su capacidad para mantener la vinculación con una proporción elevada de los clientes de sus cuentas nómina una vez que deja de pagarles por su dinero. Y las cifras parecen confirmar que lo está logrando, sin ningún síntoma de que el crecimiento de esta cartera crediticia se esté ralentizando por la salida de antiguos clientes. Al contrario, el 25% de incremento de 2019 es la segunda tasa más alta del último lustro.

La evolución de las cuentas nómina no es una información estandarizada entre las entidades financieras españolas, por lo que resulta difícil establecer comparativas. Entre los bancos que ofrecen datos al respecto se encuentran CaixaBank, que afirmaba al término del tercer trimestre tener una cuota de mercado del 27,4%, tras registrar un incremento anual del 5%, o Sabadell, que cifraba en casi 200.000 el incremento de clientes de cuentas nómina en los nueve primeros meses del año. ING también reportó en el tercer trimestre un crecimientos de sus clientes de cuentas nómina del 7,8%, unos 165.271.

Bankinter no ha sido la única entidad que ha recurrido al gancho de las cuentas nómina remuneradas para atraer nuevos clientes. Ibercaja contaba hasta finales del pasado ejercicio con una propuesta similar, que abonaba también un 5%, pero desde esta año la ha retirado. También CaixaBank ha abierto episódicamente promociones por las que también ha llegado a ofrecer un 5% (en su caso durante dos años), aunque actualmente no está vigente.

Entidades como Ibercaja o Santander han renunciado en los últimos tiempos a la remuneración de las nóminas

Bancos como Santander también han decidido en los últimos meses poner fin a la remuneración de su popular Cuenta 1,2,3, rebautizada desde el año pasado como Cuenta Zero 1,2,3, aunque su filial online Openbank sí ofrece durante seis meses una remuneración TAE del 2,66%.

Otras firmas, como Liberbank o Abanca ofrecen un abono en efectivo de 150 euros por la domiciliación de la nómina.

La remuneración por las nóminas es una de las múltiples estrategias seguidas por los bancos en los últimos años para captar nuevos clientes vinculados. Tener acceso a la nómina de los clientes permite a las entidades acceder a unos datos fundamentales para el desarrollo de negocios en crecimiento como el del crédito al consumo a través de préstamos preconcedidos.

No en vano, Bankinter también presumía este jueves del crecimiento de su división de financiación al consumo, con un incremento de la cartera de clientes del 8% respecto al ejercicio anterior y un crecimiento de los nuevos préstamos de unos 917 millones de euros (un 45% más que en 2018).

Comentar ()