Podemos marca el paso al Gobierno de Pedro Sánchez en su objetivo inminente de proceder a derogar la reforma laboral.

Así, el diputado y secretario de Relación con la Sociedad Civil y Movimientos Sociales de Podemos, Rafa Mayoral, ha asegurado este domingo que «de la reforma laboral del PP no van a quedar ni los palos del sombrajo” y ha añadido que se está «ante una ola de ilusión importante» por los cambios sociales que se prevén en la legislatura.

El pasado martes, tras la reunión del Consejo de Ministros, su portavoz y ministra de Hacienda María Jesús Montero afirmó: «Es evidente que nunca se puede derogar una reforma laboral en su totalidad». Y agregó que «ni siquiera lo piden los sindicatos».

Recientemente también, el Banco de España recalcó que la última reforma laboral fue «eficaz» para crear empleo.

Mayoral ha hecho estas declaraciones en Cáceres, donde ha participado este domingo en la Asamblea Abierta de Podemos Extremadura.

“Sabemos que otros poderes intentarán que la gente trabajadora de este país no pueda recuperar esos derechos”, ha subrayado Mayoral, quien ha añadido que el poder económico “se cree por encima de la ley” y “hay que comenzar a revertir la situación”.

Rafael Mayoral ha añadido que los poderes económicos «pensaban que no tenían que cumplir la ley y van a tener que empezar a respetar los derechos de los trabajadores”.

Cuestionado sobre si existen dificultades a la hora de explicar a la militancia aspectos programáticos de la formación morada que puedan quedar diluidos con el actual Gobierno de coalición, ha afirmado que cree que no, y que «hay una ilusión amplia en el conjunto de la militancia y en la sociedad”.

Además, ha manifestado que lo que se espera de la formación morada es que “de una vez por todas» empiece a trabajar para revertir los recortes y se empiecen a recuperar derechos de la gente trabajadora.

«Vamos a tener que empujar en el proceso de recuperación de derechos de la gente trabajadora en este país, sin lugar a dudas”, ha reconocido Rafael Mayoral, que reconoce que «esto va a ser una batalla política importante en este país”.