Economía | Transporte

Despliegue de guardias civiles alrededor de Barajas en busca del piloto del dron

Desviados 22 vuelos por el cierre de Barajas por la presencia de drones en su espacio aéreo. Se constituye de urgencia un comité de seguridad con Guardia Civil, Policía, Aena y Enaire.

logo
Despliegue de guardias civiles alrededor de Barajas en busca del piloto del dron

Un avión de Iberia, en el aeropuerto de Barajas. EUROPA PRESS

Resumen:

El aeropuerto de Madrid-Barajas ha suspendido sus operaciones a consecuencia de la posible presencia de varios drones en las cercanías del aeropuerto. El espacio aéreo del aeropuerto madrileño ha quedado cerrado durante cerca de hora y media, y ahora empieza a restablecerse las operaciones.

Enaire, el grupo público encargado de la gestión del control aéreo, ordenóque no se produzcan ni despegues ni aterrizajes después de que varios pilotos detectasen la presencia de drones cerca de las pistas. No obstante, se está comenzando a permitir aterrizar ya a algunos vuelos. En principio, se ha permitido que lo hicieran a algunos aviones sin suficiente combustible para ir a otro a aeropuerto. Ahora empiezan a ampliarse las operaciones permitidas.

Agentes de la Guardia Civil se han desplegado por los alrededores del aeropuerto madrileño en busca del piloto o pilotos de los drones detectados en el espacio aéreo de Barajas, según confirman a El Independiente fuentes del instituto armado. De momento, la Guardia Civil sólo tiene confirmada la presencia de un dron, pero no descarta que pudiera haber habido más en vuelo.

El Gobierno ha activado un procedimiento de desvío masivo de aviones a otros aeropuertos, denominado ‘Rate 0’, y se impide el despegue y aterrizaje de aviones en el aeropuerto. La alerta ha sido activada a las 12.40 horas y se mantendrá, el principio, hasta las 14.40 horas. Aena, el gestor del aeropuerto, ya ha confirmado el desvío de 22 vuelos que iban a aterrizar en Barajas.

Según datos de Aena, al menos siete vuelos han sido desviados a Valencia, tres a Barcelona, otros dos a Alicante, dos a Valladolid y tres vuelos han sido trasladados a Zaragoza. Otros aviones que tenían destino Barajas, pero aún no habían despegado de su aeropuerto de origen se les ha prohibido iniciar el vuelo.

“Volar drones en las proximidades de un aeropuerto es una infracción grave y las sanciones pueden alcanzar los 90.000 euros”, ha recordado en un mensaje en Twitter la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, dependiente del Ministerio de Transportes. Desde Aena, desde Enaire y desde el propio Ministerio se insiste en que «un dron no es juguete, es una aeronave» y que puede generar problemas graves de seguridad en las inmediaciones del aeropuerto.

El incidente recuerda al que, en diciembre de 2018, provocó varios días de caos en el aeropuerto de Gatwick, cerca de Londres, afectando a más de 1.000 vuelos y alterando los planes de viaje de unos 140.000 pasajeros.

La policía de Sussex detuvo inicialmente a dos personas, entusiastas de los drones, a menos de 3 kilómetros del aeropuerto, aunque fueron finalmente puestos en libertad sin cargos. El caso continúa sin resolver, aunque en abril de 2019 la Policía aseguró que el causante del incidente tenía conocimiento en todo momento de lo que sucedía en las pistas del aeropuerto y que, probablemente, el incidente estuvo relacionado con algún trabajador de la instalación.

Comentar ()