Economía

Sánchez señala a los 'súper': "Es evidente que tienen que hacer autocrítica"

El presidente del Gobierno ha apostado por introducir "más transparencia" para proteger a los agricultores ante la caída "inaceptable" de los precios de los productos agrícolas

Pedro Sánchez. EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este miércoles que es «evidente» que las grandes distribuidoras deben hacer un «examen» y una «autocrítica» ante las bajadas de los precios de los productos agrícolas.

Este miércoles, Sánchez ha trasladado al presidente del Consejo europeo que España defenderá la necesidad de dotar con partidas «fuertes» la Política Agraria Común y la de Cohesión en los próximos presupuestos comunitarios para el periodo 2021-2027, durante una negociación que augura «tensa» pero que confía que culmine en un acuerdo en la cumbre extraordinaria de líderes de la UE del 20 de febrero.

«Son objetivos ambiciosos en una negociación que empieza ahora, que se adivina que va a ser larga, tensa, compleja», ha afirmado Sánchez a la prensa en Bruselas, a su llegada a la sede del Consejo para reunirse con Michel.

España, ha dicho el presidente del Gobierno, participará en estas negociaciones con una actitud constructiva pero también «firme» con respecto a cuáles son los intereses que quiere ver reflejados en el próximo marco financiero plurianual (MFF, por sus siglas en inglés). «Necesitamos unos presupuestos ambiciosos, no sólo en cuanto a los objetivos sino también con el respaldo presupuestario detrás de esos objetivos ambiciosos», ha recalcado Sánchez, quien ha señalado los fondos de Cohesión y la política agraria como las líneas rojas para Madrid.

El futuro presupuesto de la UE mantiene todavía divididos a los Veintisiete a once meses de que tengan que ponerse en marcha las nuevas cuentas comunitarias. La prioridad de España es que, como mínimo, se mantenga la dotación actual de la Política Agrícola Común (PAC) y además que no se recorten los fondos de cohesión.

De hecho, Sánchez participó este fin de semana en un encuentro en Portugal -cuyo primer ministro, Antonio Costa, también se ha visto este miércoles con Michel- en el que 16 jefes de Estado y de Gobierno del este y del sur de Europa cerraron filas en defensa de los fondos para la regiones europeas. Enfrente se encuentran países como Países Bajos, Suecia o Austria, más partidarios de recortar estas políticas y que también mantienen una posición unida entre ellos.

Así, mientras que este segundo grupo apuesta por que el presupuesto de la UE para los próximos siete años siga estando alrededor del 1% de la renta nacional bruta del bloque, los llamados «amigos de la cohesión» prefieren acercarlo al 1,3% que defiende el Parlamento Europeo. La propuesta inicial presentada por la Comisión Europea aboga por un 1,114%.

«Defender al pequeño y mediano agricultor»

En respuesta a preguntas de los periodistas, recogidas por el diario El Mundo, el presidente del Ejecutivo español ha explicado que «en la formación de precios, es evidente que las grandes distribuidoras tienen que hacer un examen, una autocrítica». A su juicio, es necesario «introducir más transparencia para defender al pequeño y mediano agricultor y ganadero, que desgraciadamente ven cómo los precios bajan y bajan, algo que es inaceptable».

Estas declaraciones llegan después de la batería de medidas anunciadas ayer por el ministro de Agricultura, Luis Planas, para calmar los ánimos de los agricultores, que han llevado a la calle sus quejas por la mala situación económica que atraviesa el sector. Entre las propuestas del Ejecutivo está la de reformar la Ley de la cadena alimentaria, con cambios encaminados a regular el uso de los productos como reclamo y la venta a pérdidas.

Comentar ()