Economía

El Corte Inglés intensifica la limpieza en sus centros para asegurar "la máxima asepsia"

Centro de El Corte Inglés de Sanchinarro en Madrid. EP

El Corte Inglés ha activado una serie de medidas especiales para clientes y empleados, como consecuencia de la alerta sanitaria provocada por el avance del coronavirus, que incluye un refuerzo de sus servicios de compra a través de Internet o mandar a casa a empleados en situación especial, como embarazadas, e instaurar el teletrabajo.

En concreto, ha decidido enviar a casa a los trabajadores con medicación o tratamientos concretos y, en los servicios centrales, ha optado por establecer equipos de trabajo paralelos, de modo que la mitad de la plantilla trabaje desde sus domicilios y la otra mitad en su lugar habitual con medidas protectoras.

En los centros comerciales, ha organizado un sistema de trabajo que permitirá establecer turnos y rotación de personas, de forma que se minimice el riesgo para empleados y clientes, al mismo tiempo que se continúe ofreciendo la misma atención y servicio habitual.

Asimismo, ha cancelado temporalmente diversas acciones y servicios que requieran de una mayor cercanía con el cliente, como el servicio de maquillaje, presentaciones de libros o de discos y actividades infantiles, y ha suprimido las reuniones presenciales, optando por las videoconferencias como sistema de comunicación alternativo.

Respecto a los clientes, ha reforzado el servicio ‘Click&Collect’, que permite realizar la compra ‘online’ y recogerla en un punto específico, y el de ‘Click&Car’, mediante el cual el cliente hace la compra del supermercado por Internet y recoge su pedido en el aparcamiento del centro comercial sin tener que entrar al establecimiento.

El Corte Inglés asegura garantizar la continuidad de la actividad comercial a través de su infraestructura logística y la propia disponibilidad operativa de los equipos, así como la entrega a domicilio. En este servicio, ha dotado a todo el personal de reparto de mascarillas y guantes para asegurar «la máxima asepsia» en la operativa.

Además, cuenta con un equipo médico «cualificado y coordinado» con las autoridades sanitarias en todos sus centros para atender al público con el menor contacto físico posible y ha intensificado los servicios de limpieza, especialmente en las zonas donde de mayor tránsito, y de forma continuada en los objetos y superficies de contacto permanente, tanto de clientes como de empleados.

La compañía afirma estar preparada para adaptar su actividad a las nuevas situaciones con el fin de mantener el desarrollo del negocio y proteger la salud de empleados y clientes. A su vez, ha mantenido una comunicación abierta con sus empleados a través de los canales internos, en los que se han recordado las medidas generales de prevención tanto para el Covid 19 como para cualquier otro virus de carácter respiratorio.

En este sentido, recomienda mantener la distancia de seguridad de, al menos un metro, tanto con compañeros como con clientes; evitar el contacto físico incluido el saludo de cortesía; lavarse las manos regularmente con agua y jabón y secarse con papel desechable, así como otra serie de medidas básicas establecidas por el Ministerio de Sanidad.

Comentar ()