Los bancos españoles están manos a la obra para implantar medidas que reduzcan la carga económica de la crisis sanitaria del Covid-19 a sus clientes y proveedores, entre las que se encuentran moratorias para el pago del alquiler o la devolución de préstamos, reducción de comisiones y apoyo a las empresas que tienen subcontratadas.

Durante los últimos días se ha discutido largo y tendido sobre si el Gobierno debería implantar una moratoria para el pago del alquiler a imagen del aplazamiento del pago de la hipoteca durante un mes que aprobó hace unos días, algo que desde el Ministerio de Asuntos Económicos se ha rechazado bajo la premisa de que «al otro lado» se encuentra un ciudadano, no un banco.

Sin embargo, CaixaBank acaba de adelantarse y ha puesto en marcha una medida similar. La entidad que dirige Gonzalo Gortázar condonará las rentas a los inquilinos de viviendas propiedad de su filial inmobiliaria BuildingCenter que se hayan quedado sin trabajo por esta crisis sanitaria, se hayan visto afectados por un ERE o un ERTE o cuya actividad haya cesado o caído un 40% en el caso de los autónomos.

Esta medida estará en vigor hasta el mes que se decrete la finalización del periodo de alarma si se extiende finalmente. Por el momento, esta situación excepcional está previsto que termine el próximo 11 de abril, en plena Semana Santa.

Moratoria para créditos

Otra entidad que se ha adelantado a las medidas del Gobierno es Bankia, que el pasado fin de semana anunció que ampliará el plazo de devolución de los créditos a corto plazo de autónomos, pymes y el resto de empresas clientes del banco, al tiempo que les permitirá obtener financiación puente para pagar sus deudas a largo plazo.

Además, la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri permitirá a sus clientes con ingresos domiciliados mantener las condiciones de cero comisiones a pesar de que durante un tiempo no cumplan las condiciones por estar afectados económicamente por la crisis del coronavirus. Así, todos los clientes de Bankia que a cierre de febrero cumpliesen con los requisitos para quedar eximidos del pago por los servicios o para abonar una tarifa reducida mantendrán las mismas condiciones.

BBVA también ha anunciado que permitirá aplazar hasta seis meses el pago de las cuotas de los préstamos para dar «flexibilidad» a sus clientes en estos tiempos de crisis. Bankinter, por su parte, aplicará carencias en los préstamos para determinados clientes o postfinanciación confirming para pymes y autónomos.

La mayoría de los principales bancos del país pusieron hace días en marcha líneas de financiación para complementar las medidas aprobadas por el Gobierno, que este martes detallará las condiciones de su línea de avales. Es el caso de Santander, que ofreció un fondo de liquidez de 20.000 millones para cubrir necesidades de liquidez de las pymes a corto plazo.

Además, Santander y BBVA pusieron a disposición de las empresas de turismo la línea ICO destinada a suavizar el impacto de la crisis del Covid 19 por importe de 400 millones.

Ayuda a pensionistas

Por otra parte, varias entidades han puesto en marcha medidas dirigidas a los pensionistas que recibirán estos días su ingreso mensual. BBVA, con el objetivo de que estos clientes se alejen lo mínimo de casa, les permite sacar su dinero sin comisión aunque lo hagan en un cajero de la competencia entre este miércoles y el próximo 5 de abril.

CaixaBank decidió adelantar el cobro de la pensión al pasado viernes y organizar citas previas para quien quiera retirarla, mientras que Sabadell iniciará contactos telefónicos con sus clientes pensionistas para explicarles que la tienen ingresada para evitar que se acerquen al banco a comprobarlo.