Economía

Sanidad defiende las cuarentenas: "No puede malograrse todo importando casos de fuera"

El ministro Illa advierte que la medida "estará en vigor todo el tiempo que sea necesaria" y anticipa que "muy probablemente" se extienda hasta el final del proceso de desescalada.

logo
Sanidad defiende las cuarentenas: "No puede malograrse todo importando casos de fuera"

El ministro de Sanidad, Salvador Illa. EFE

Resumen:

España impone desde el próximo viernes cuarentenas de 14 días a todas las personas que entren en el país durante el estado de alarma, sean turistas extranjeros o ciudadanos de nacionalidad española que regresan, para controlar posibles entradas de enfermos de coronavirus y evitar nuevos contagios, en un momento en que la curva de positivos empieza a controlarse.

Y, de manera complementaria, el Gobierno también ha decidido trasladar las restricciones hasta ahora vigentes en la entrada  de personas por pasos fronterizos terrestres para empezar a aplicarlas también en aeropuertos y puertos. Desde el viernes, por mar y aire sólo podrán entrar en España ciudadanos españoles; residentes en España, debiendo acreditar su residencia habitual; trabajadores transfronterizos; profesionales sanitarios o del cuidado de mayores que se dirijan a ejercer su actividad laboral; por razones de causa mayor; o por razones laborales que puedan acreditarse.

“Son dos medidas que intentan garantizar que todo el esfuerzo realizado en estas ocho semanas no se malogra importando casos [de Covid-19] de otros países”, ha subrayado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Medidas de “precaución para evitar que personas que tengan la enfermedad puedan venir a nuestro país”.

La cuarentenas obligatorias, según se recoge en la orden ministerial de Sanidad, se mantendrán durante el estado de alarma. A expensas de que el Gobierno consiga los apoyos parlamentarios suficientes para prolongar el estado de alarma, el ministro Illa ha apuntado que las cuarentenas «estarán en vigor todo el tiempo que sea necesario, muy probablemente durante toda la desescalada y el camino hasta la nueva normalidad».

«Tenemos uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo. Es un reclamo para los turistas. Los estamos esperando», dice Montero

Todas las personas procedentes del extranjero deberán guardar cuarentena las dos semanas siguientes a su llegada. Y durante ese periodo deberán permanecer en su domicilio o alojamiento, sólo salir para comprar alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad, asistir a centros sanitarios o por causas de fuerza mayor. Y todos estos desplazamientos se realizarán obligatoriamente con mascarilla.

Quedan exentos de cumplir esta cuarentena forzosa los trabajadores transfronterizos, transportistas y las tripulaciones de aviones y barcos, así como los profesionales sanitarios que se dirijan a ejercer su actividad laboral, siempre que no hayan estado en contacto con personas diagnosticadas de Covid-19.

El sector turístico ya ha alertado del golpe a su actividad que supondrá la imposición de cuarentenas a todos los viajeros y entiende que la medida rompe los planes de reactivación que manejaba el sector para la temporada de verano. «España ha sido, es y seguirá siendo el mejor destino turístico del mundo», ha contrapuesto la ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero. «Contamos con uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo y eso es una garantía, un reclamo, para los turistas. Los estamos esperando».

En paralelo, para acompañar la medida de cuarentena y monitorización de los pasajeros procedentes del extranjero, el Gobierno también ha decidido restablecer de manera temporal los controles en las fronteras interiores en aeropuertos y puertas desde el 15 al 24 de mayo, aunque la medida podrá prorrogarse. Desde un par de días después de la entrada en vigor del estado de alarma se restablecieron los controles en las fronteras terrestres, ahora también se hace en las aéreas y marítimas.

Comentar ()