Economía

Bruselas sancionará a España si no obliga a devolver los billetes de los vuelos cancelados

Viajeros en el aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez. EFE

Los comisarios de Justicia, Didier Reynders, y de Transporte, Andina Valean, han enviado este jueves una carta a España. En ella avisan de que ven «problemas» en el modo en que la legislación nacional protege los derechos de los pasajeros a quienes se ha cancelado un vuelo durante la crisis del coronavirus. Por es, estudiarán iniciar un expediente sancionador si el Gobierno no toma medidas.

Las reglas de la Unión Europea obligan a las aerolíneas o turoperadores a reembolsar en efectivo el importe de los billetes anulados, aunque si el pasajero acepta se le puede ofrecer en su lugar un itinerario alternativo o un cupón para canjear por otro viaje más adelante.

Sin embargo, Bruselas ha detectado que en un grupo de Estados miembro, entre los que está España, hay «problemas» en su legislación que hace que los derechos de los pasajeros no se vean cubiertos en la medida en que exigen las reglas de la UE.

Por ello, Reynders y Valean han decidido enviarles una «carta de advertencia», han indicado a Europa Press fuentes comunitarias, en la que se señala «preocupación» porque en su análisis de la situación han detectado posibles deficiencias y les da hasta el 28 de mayo para ofrecer «aclaraciones» antes de valorar si procede incoar un procedimiento.

La comisaria Valean anunció ya el miércoles cartas para los ministros de Transporte de «todos» los Estados miembro con la que recordar las reglas europeas en materia de consumo y negó que se lanzaran expedientes sancionadores contra doce países, tal y como había anunciado poco antes –y después corrigió– la vicepresidenta de Competencia, Margrethe Vestager.

El objetivo de las misivas, dijo Valean, es subrayar que los pasajeros tienen derecho a exigir el reembolso en efectivo de sus billetes anulados, y rechazar por tanto los cupones de viaje que muchas aerolíneas ofrecen en su lugar, algo que no todos los países están haciendo cumplir.

Cada una de estas cartas está «adaptada a las especificidades» de cada país, añaden fuentes comunitarias, y no suponen el inicio de un procedimiento de infracción, si bien Reynders y Valean «dejan claro que no dudarán en tomar medidas» si los países incumplidores no enmiendan la situación «con celeridad».

En efecto, Bruselas tiene dudas con respecto a trece Estados miembro, según ha confirmado este jueves en una rueda de prensa el portavoz de Valean, Stefan de Keersmaecker, que ha nombrado a «Bélgica, Bulgaria, República checa, Grecia, España, Francia, Croacia, Italia, Luxemburgo, Malta, Polonia, Portugal y Países Bajos».

A finales de abril, al menos una docena de Estados miembros, entre ellos Francia, Irlanda y Países Bajos, pidieron a Bruselas flexibilidad para suspender temporalmente la obligación de devolver el dinero de los vuelos cancelados, para aliviar los problemas de liquidez de las aerolíneas por tener la flota parada como consecuencia de la pandemia.

Así, pidieron una respuesta «urgente» que permita a las compañías aéreas resolver las devoluciones mediante cupones canjeables más adelante, algo a lo que se resiste Bruselas.

Comentar ()