Economía | Empresas LOS CONSEJEROS COBRAN 160.000 EUROS

Enagás ficha a dos ex ministros del PSOE y a un experto afín a Podemos para su consejo

La empresa de gasoductos, controlada por el Estado, aprueba nombrar como consejeros a Pepe Blanco y José Montilla, que se suman a la pléyade de ex políticos que ya se sientan en su consejo.

logo
Enagás ficha a dos ex ministros del PSOE y a un experto afín a Podemos para su consejo

José Montilla, ex presidente de la Generalitat y senador autonómico del PSC EFE

Resumen:

Enagás dará entrada a su consejo de administración (de nuevo) a varios ex políticos. La empresa encargada de la red de gasoductos y almacenes de gas, en la que el holding público SEPI tiene una participación del 5%, nombrará como nuevos consejeros al ex ministro de Fomento y ex vicesecretario general del PSOE, José Blanco; al ex presidente de la Generalitat catalana y ex ministro de Industria, José Montilla; y a un experto energía afín a Podemos, el científico Cristóbal Gallego, que fue integrante de la Comisión de Expertos para la Transición Energética a propuesta de la formación morada.

El consejo de administración de Enagás aprobó ayer proponer al trío de nuevos consejeros y ampliar los miembros del consejo hasta la quincena, según fuentes conocedoras de la situación que confirman la información adelantada por Crónica Global. La decisión aún no ha sido comunicada a la  Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El año pasado los consejeros no ejecutivos de Enagás percibieron una remuneración en metálico de 160.000 euros. Una retribución que en principio se mantiene para 2020 y que sería la que percibirían (al menos la parte proporcional al tiempo que ocupen el puesto durante este ejercicio) los nuevos consejeros.

Según los registros oficiales de Enagás, los miembros del consejo de administración perciben una cantidad fija anual de 100.000 euros, una cantidad variable de hasta 30.000 euros en función de la asistencia a las reuniones del consejo; una cantidad fija de otros 25.000 euros por pertenecer a cada una de las comisiones del consejo y otra variable de hasta 5.000 euros por asistir a las reuniones de las comisiones. A esta cantidad se pueden sumar otros 25.000 euros si se preside alguna de las comisiones.

Entre los miembros del consejo de administración de Enagás, además de los representantes de SEPI, figuran varios ex políticos como consejeros independientes. Y es que, cuando se concreten los nombramientos de los ex ministros socialistas, allí se encontrarán a las ex ministras del PP Ana de Palacio e Isabel Tocino, y también al ex presidente de Alianza Popular Antonio Hernández Mancha. Y también a Ignacio Grangel, también cercano al PP y que fue jefe de gabinete de Alberto Nadal en la secretaría de Estado de Energía.

José Montilla fue alcalde del PSC en Cornellá de Llobregat durante 19 años (de 1985 a 2004), fue presidente de la Diputación de Barcelona entre 2003 y 2004, entró en el primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero como ministro de Industria entre 2004 y 2006, y lo dejó para ocupar la presidente de la Generalitat de Cataluña de 2006 a 2010. Y entre 2001 y 2019 fue senador por el PSC, y apenas un año después va a ocupar un asiento como consejero en una de las empresas del Ibex 35.

Senador en 1989 y diputado en 1996, José Blanco ocupó la vicesecretaría general del PSOE entre 2008 y 2012, entró en el segundo Gobierno de Zapatero como ministro de Fomento entre 2009 y 2011. Desde 2014 y hasta el año pasado Blanco ha sido diputado en el Parlamento Europeo, donde se encargó de pilotar la negociación de la nueva directiva de Energías Renovables.

El científico Cristóbal Gallego es miembro del think tank Observatorio Crítico de la Energía y fue miembro de la Comisión de Expertos para la Transición Energética a propuesta de Podemos. “He sido propuesto para ejercer de consejero independiente en el consejo de administración de Enagás. Personalmente he decidido aceptar la candidatura porque creo que la emergencia climática requiere actuar desde el mayor número posible de frentes. Acceder a este cargo supone una oportunidad para ocupar uno de ellos”, ha escrito Gallego en la web del Observatorio Crítico de la Energía.

El profesor y científico reconoce “dos posibles conflictos de intereses” si se confirma su nombramiento como consejero de Enagás. Uno, el de su pertenencia al Observatorio, lo pretende resolver abandonando la organización. El otro conflicto de intereses está ligado a la retribución de 160.000 euros anuales, por lo que Gallego dice que quiere “garantizar que mi interés por el cargo no tiene una motivación económica” sino la de contribuir a la lucha contra el cambio climático, así que “donaría cada año la cantidad de dinero suficiente como para que mi principal fuente de ingresos siguiera siendo mi actividad profesional principal (profesor en la universidad)”.

Comentar ()