Economía

Los servicios sociales de los ayuntamientos desconocen cómo gestionar el Ingreso Mínimo Vital

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones asegura que se han mantenido reuniones con CCAA y corporaciones locales

logo
Los servicios sociales de los ayuntamientos desconocen cómo gestionar el Ingreso Mínimo Vital

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. EFE/ Emilio Naranjo POOL

Resumen:

El Ingreso Mínimo Vital será una realidad en los próximos días. Está previsto que se apruebe el viernes en un Consejo de Ministros Extraordinario, que aparezca en el Boletín Oficial del Estado (BOE) a continuación y que esté en marcha en junio. Sin embargo, en las últimas horas de la redacción del proyecto, los servicios sociales de los ayuntamientos, que son quienes gestionan las rentas de inserción autonómicas desconocen cómo se van a tramitar.

Fuentes del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones confirman reuniones con Comunidades Autónomas y ayuntamientos, además, recuerdan que la Seguridad Social tiene oficinas por todo el Estado. Según ha podido saber este periódico, el personal de estas oficinas ha tenido varias reuniones al respecto y se ha destacado el proceso “automatizado” de la gestión, pero todavía desconocen el procedimiento.

Por otra parte, se les ha indicado que las familias que reciban ahora mismo la prestación por hijos a cargo -unas 100.000- recibirán a partir del 1 de junio un pago del Ingreso Mínimo Vital. Estos son los hogares que empezarán a percibir la prestación “de oficio”, tal como explicó el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en una entrevista en El Periódico de Catalunya.

Desde los Ayuntamientos se mantienen a la espera. Fuentes consistoriales de distintos puntos del país explican que en el borrador del Ingreso Mínimo Vital se contempla que sean “las áreas de Servicios Sociales de los Ayuntamientos” quienes realicen las gestiones administrativas y evalúen los requisitos de los solicitantes. Con todo, temen que una vez esta prestación se ponga en marcha reciban una avalancha de consultas a las que todavía no saben cómo responder.

Los sindicatos no descartan que sea a través de las oficinas de la Seguridad Social cómo se gestione el ingreso pero insisten en la importancia de la coordinación con CCAA y ayuntamientos. “El papel de comunidades autónomas y las entidades locales es fundamental para llegar a todas las personas que necesiten beneficiarse de esta medida, por lo que tenemos que instar a todas las Administraciones a que colaboren en ello con la máxima intensidad”, indica UGT en un comunicado.

Subsidiario a las rentas autonómicas

Escrivá ha reconocido en varias ocasiones que el retraso en la aprobación del Ingreso Mínimo Vital se ha debido al cruce de datos entre las distintas administraciones. Y es que la prestación que apruebe el Consejo de Ministro será subsidiaria a las que ya tienen en marcha las distintas CCAA.

Cerca de 680.000 hogares ya perciben una de estas prestaciones, ahora, Seguridad Social quiere llegar a las 850.000, una cifra que ya se ha rebajado desde el millón que preveía inicialmente la cartera de Escrivá. El coste será de unos 3.000 millones de euros.

Según avanzó, El Mundo, las ayudas partirían de los 462 euros para los hogares unipersonales y alcanzarían los 1.015 euros para familias con dos adultos y tres o más niños, tres adultos y dos o más niños o cuatro adultos y un niño. El objetivo es reducir la pobreza extrema y pone el foco en hogares monoparentales, de los cuales el 80% están tutelados por mujeres.

Comentar ()