Economía

El Banco de España medirá con cámaras la temperatura de los visitantes a su sede

Prosegur las instalará en cuatro accesos a sus sedes por casi 62.000 euros

Banco de España

Banco de España DepositPhotos

El Banco de España está organizando su particular desescalada en medio de la pandemia del Covid-19. Sus medidas de vuelta a la normalidad contemplan la dotación de material sanitario que pondrá a disposición de sus empleados, pero también la instalación de cámaras que medirán la temperatura de todas las personas que accedan a su sede principal de la calle Alcalá de Madrid.

La institución ha adjudicado a Prosegur SIS España el contrato de suministro de un sistema de medición de la temperatura corporal mediante telemetría térmica por imagen termográfica, es decir, cámaras térmicas, que tendrán la misión de identificar temperaturas superiores a los 37,3 grados en los visitantes a la sede. En el caso de que alguien supere este umbral, será el servicio médico de la institución el que decida qué medidas tomar.

El contrato se ha adjudicado sin publicidad por su «especial urgencia»

El contrato se adjudicó el pasado mes de mayo sin publicidad por su «especial urgencia» y como requieren las actuales circunstancias de emergencia por un importe de 51.065 euros más IVA (61.788,65 euros en total).

El acuerdo incluye el suministro de dos modelos de cámaras térmicas que se instalarán en las sedes del Banco de España en Madrid, situadas en los edificios de la calle Alcalá números 48 (sede principal), 522 y 540 y en la calle Ramírez de Arellano, 35, y se utilizarán mientras dure la pandemia.

El Banco de España es consciente de que el Gobierno va a ir relajando progresivamente las medidas de confinamiento y restricción de la movilidad, por lo que ha activado su vuelta a la normalidad. Así, este mismo lunes la institución retomaba la atención presencial en las ciudades que se encuentran en fase 2, pero con cita previa, salvo para las presentaciones de documentos en el registro y las operaciones de titulares de cuentas corrientes en el Banco.

Para hacer más segura la vuelta, ha optado por la medición de temperatura a través de cámaras, una medida que han tomado otras entidades. Hace algunas semanas, BBVA compartía su plan de vuelta progresiva a la normalidad, que contempla, entre otras medidas, la toma de temperatura de las personas que accedan a la Ciudad BBVA, pero también el uso de una aplicación que controlará los contactos para detectar posibles positivos en Covid-19.

Pruebas en Alcalá 48

A la hora de decidir a quién adjudicar este contrato, el Banco de España probó los servicios de varias empresas de seguridad que ya habían trabajado con la institución con el objetivo de reducir el riesgo de conocimiento de información sensible respecto a la seguridad del edificio. Lo hizo en su sede de la calle Alcalá, 48, la principal de la institución que gobierna Pablo Hernández de Cos.

Finalmente, el Banco de España consideró que el sistema presentado por Prosegur era el que más se ajustaba a sus necesidades. La compañía contaba con dos semanas desde el pasado 20 de mayo para suministrar e instalar las cámaras.

En el marco de esta desescalada, hace algunas semanas el supervisor adjudicó a la firma Confispace el contrato de suministro de 5.000 mascarillas, 5.000 dispensadores de gel hidroalcohólico y 400.000 pares de guantes de nitrilo para distribuir entre sus empleados, al tiempo que encargó a Quirón Prevención la entrega de 440 test de detección rápida.

Comentar ()