Economía | Política

El simulador del ingreso mínimo recibe un millón de consultas en un solo día

Escrivá asegura que este mismo mes de junio "unas 200.000 personas o más" podrían cobrar esta ayuda y espera que llegue "muy rápidamente"

Un economato solidario de Cáritas en Madrid. EP

El simulador web puesto en marcha por la Seguridad Social para que los ciudadanos puedan comprobar si cumplen los requisitos para percibir el Ingreso Mínimo Vital (IMV) -que este mismo mes podría llegar ya a unas 200.000 personas- recibió cerca de un millón de consultas en las primeras 24 horas en marcha.

Según ha señalado el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá en un encuentro organizado por EsadeEcPol, la intención es que la ayuda llegue «muy rápidamente» y al máximo de hogares posibles, y ha avanzado que este mismo mes de junio «unas 200.000 personas o más» podrían cobrarlo en el marco del reconocimiento de oficio que el Gobierno va a realizar a hogares ya identificado como especialmemte vulnerables.

En cuanto al simulador, que se puso en marcha el 1 de junio a las 17.00, ya había recibido 937.000 consultas a las 14.00 de ayer para esta ayuda que podrá empezar a pedirse el próximo día 15.

Escrivá ha reconocido que siempre se dan situaciones de gente que no pide estas ayudas, aunque las necesiten, pero que espera que esos casos sean menos del 20 % del objetivo de 850.000 hogares.

También ha señalado que esperan sinergias con la puesta en marcha de este IMV vía reducción de otras prestaciones como la de hijo a cargo, con un coste anual de 600 millones, o del coste de las rentas que mantienen las comunidades autónomas.

Esta nueva renta, ha subrayado, viene a fijar un mínimo estatal y las comunidades deberán rediseñar las suyas y ver cómo las encajan. «En algunas hay solapamientos muy grandes», ha avanzado.

Escrivá también ha apuntado algunas de las medidas que lleva a aparejada la puesta en marcha del IMV, como es el caso de la tarjeta social digital que servirán para evitar el fraude y hacer aflorar economía sumergida.

Esta tarjeta, recogida en los Presupuestos de 2018, se ha retomado en la normativa sobre la IMV publicada el pasado lunes en el BOE.

En ella se incluirá «la información actualizada correspondiente a todas las prestaciones sociales contributivas, no contributivas y asistenciales, de contenido económico, financiadas con cargo a recursos de carácter público». La gestión de estos datos, detalla la norma, será del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Escrivá también ha recordado que hay aspectos del IMV, como el detalle de los itinerarios de inclusión, una mayor segmentación en tipologias de hogares o las compatibilidades con salarios, que requerirán desarrollos reglamentarios posteriores en colaboración con otras administraciones, así como con agentes sociales y el tercer sector.

El IMV que garantizará a los hogares españoles una renta mínima de 10.070 euros de media al año (839,2 euros al mes), aunque la cuantía dependerá del número de miembros de la familia, con lo que partirá de 461,5 euros al mes para un solo adulto, hasta 1.015,3 euros para familias de al menos cinco personas.

El coste anual previsto para esta nueva prestación no contributiva de la Seguridad Social es de 3.000 millones de euros anuales, con los que se quiere llegar a unos 850.000 hogares en los que viven aproximadamente 2,3 millones de personas, de los que el 30 % son menores.

Comentar ()