Economía | Empresas

Pallete: el plan de la ‘Nueva Telefónica’ “se reflejará pronto en el precio de la acción”

Imagen de la primera junta de accionistas telemática de Telefónica.

Imagen de la primera junta de accionistas telemática de Telefónica.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, lanza un mensaje de tranquilidad a sus accionistas. Con el valor de la compañía en bolsa en mínimos, golpeada además en las últimas semanas por la incertidumbre en los mercados provocado por la epidemia, la cúpula de la teleco augura que el precio de la acción acabará reflejando todos los impactos positivos del plan de transformación lanzado por el grupo.

Pallete ha subrayado en su discurso en la junta de accionistas, celebrada de manera telemática por primera vez en su historia, que el plan para la ‘Nueva Telefónica’ puesto en marcha el año pasado “se deberá reflejar en la acción más pronto que tarde”. Un plan que contempla centrarse en sus cuatro mercados clave (España, Brasil, Reino Unido y Alemania); la segregación de los negocios de Hispanoamérica para explorar diferentes opciones de la venta a alianzas; la creación de dos filiales de futuro en que concentrar todo el negocio tecnológico (Telefónica Tech) y todas las infraestructuras (Telefónica Infra); y una nueva estructura corporativa para dar agilidad al grupo.

“En un entorno de incertidumbre, los mercados están muy distorsionados (…) No somos inmunes a esta situación, pero nuestro negocio es más resistente que otros. Estamos seguros de que con la ejecución de nuestro plan de acción estamos avanzando en la dirección correcta, generando valor y de que esto se reflejará en la cotización de la acción», ha setenciado ante los miles de accionistas conectados vía streaming.

El presidente ejecutivo de Telefónica ha señalado que el principal objetivo financiero del grupo para 2020 es «optimizar la generación de caja» y ha defendido que la compañía cuanta con «un balance sólido y una fuerte posición de liquidez» para afrontar los vaivenes de la crisis generada por el Covid-19.

«Seguiremos invirtiendo, seguiremos reduciendo deuda y seguiremos manteniendo un dividendo atractivo y sostenible», ha asegurado Álvarez-Pallete, quien ha resaltado que la transformación puesta en marcha les ha permitido «consolidar una senda de crecimiento sostenido y crecer simultáneamente en las principales métricas financieras por séptimo año consecutivo».

Pallete ha destacado el cumplimiento de los compromisos y objetivos financieros y no financieros fijados, como refleja la «sólida» generación de caja y la reducción de deuda de hasta 15.000 millones de euros desde 2016. “Las nuevas decisiones van dirigidas a perseverar en nuestro rumbo a largo plazo. Podíamos tomar decisiones a corto plazo que dieran valor pero que ponían en riesgo la compañía”, ha apuntado el presidente en respuesta a las preguntas de los accionistas.

El presidente de Telefónica ha apuntado que se descartan la venta de infraestructuras estratégicas o la compra masiva de acciones para impulsar el precio de la acción a corto plazo, pero la compañía seguirá con su apuesta de transformación tecnológica y digital y “la cotización será reflejo de la consecución de estos objetivos. Más pronto que tarde esto se deberá reflejar en la acción”.

Asimismo, ha repasado los avances de la ejecución de la Nueva Telefónica, presentada el pasado mes de noviembre sobre la base de cinco grandes pilares estratégicos para generar valor e impacto en los diferentes grupos de interés del grupo. Entre ellos, ha mencionado el acuerdo alcanzado durante la pandemia con Liberty Global para fusionar O2 y Virgin Media en Reino Unido, la adquisición de más de 10.000 emplazamientos de Telefónica Deutschland por parte de Telxius o la adopción de acuerdos de cloud o ciberseguridad, como los anunciados con Google y Microsoft.

En este contexto, la cúpula de Telefónica ha decidido mantener el dividendo de 0,40 euros por acción comprometido por la compañía. Pero tras años en que la retribución era íntegramente en efectivo, la teleco ahora introduce la posibilidad de que los accionistas elijan voluntariamente que el pago sea en acciones (scrip dividend flexible) en el segundo pago del dividendo de 2019 y en el primer pago del de 2020. Una opción con la que la compañía, ha subrayado Pallete, busca “reforzar el balance de la compañía” y “dar opciones a los accionistas”.

“Sin Telefónica todo habría sido peor”

Por otro lado, Álvarez-Pallete también ha destacado el papel de referente social desempeñado por la compañía de telecomunicaciones en los últimos meses, en los que ha demostrado ser una empresa «solidaria, fiable y preparada para el futuro». Ha incidido en que ha ayudado a «mantener viva la actividad empresarial, cultural, educativa y laboral” de los países y que «incluso la propia respuesta sanitaria y administrativa a la emergencia» ha descansado sobre su redes.

«Hemos comprobado que disponer de la red de fibra más potente de Europa no es una anécdota; es algo que se revela esencial en momentos cruciales», ha subrayado sobre el papel de las telecomunicaciones durante la pandemia. “Gracias a la claridad de nuestra misión y a nuestros valores, esta crisis ha sacado lo mejor de Telefónica. Nunca nuestro propósito ha tenido más sentido», ha enfatizado Álvarez-Pallete, quien ha afirmado que sin su empresa, «todo hubiera sido distinto, todo hubiera sido peor».

Asimismo, se ha puesto de manifiesto que Telefónica «estaba lista para desafíos que nadie imaginaba» y se ha evidenciado la calidad de su gobierno corporativo y el compromiso de su consejo de administración. «Y, sobre todo, se reforzó el vínculo que une a los propietarios de esta compañía, sus accionistas, con quienes la dirigimos», ha apostillado.

Comentar ()