Renfe aumentará su oferta de plazas para viajar en trenes AVE y Larga Distancia a partir del próximo 22 de junio, una vez concluya el estado de alarma y las restricciones de movilidad de los ciudadanos, de forma que desde ese día pondrá en circulación unos 98 trenes diarios, un 46% más respecto a los de las últimas semanas.

Este número de trenes suman una oferta de 30.000 billetes diarios, un 50% más respecto a la actual, dado que, además de operar más trenes, ya no tiene que dejar asientos libres entre pasajeros y puede vender todas las plazas, informa Europa Press.

La compañía ferroviaria pública empieza a retomar la normalidad en sus servicios ampliando el plazo de venta anticipada, de forma que los pasajeros pueden comprar billetes para los seis próximos meses, frente al plazo de tres meses que se permitía hasta ahora.

A pesar del considerable aumento de la oferta de plazas que Renfe pone a la venta este jueves, día 18, para viajar a partir del día 22, no supone recuperar la que tenía en servicio antes de la crisis, cuando cada día ponía en circulación 330 trenes AVE y Larga Distancia.

Los pasajeros pueden comprar billetes para los seis próximos meses, frente al plazo de tres meses que se permitía hasta ahora

De esta forma, la oferta con la que la compañía ferroviaria estrena la ‘nueva normalidad’ es aún algo menos de un tercio respecto a la ‘precovid’.

En este sentido, en un comunicado, la operadora aseguró que se trata de una oferta inicial que irá aumentando en función de la evolución que presenten la demanda de viajeros tras concluir la desescalada y se inicie la denominada ‘nueva normalidad’.

No obstante, Renfe estima que no recuperará los niveles de pasajeros transportados previos a la crisis hasta al menos 2023, según un estudio realizado recientemente por la operadora, que estima en un 46% el desplome de viajeros durante este ejercicio.

Por el momento, el servicio que comienza a prestar el próximo lunes 22 de junio presenta incrementos de plazas, respecto a las que estaban en venta desde el 14 de marzo, en todos los corredores, «con mayor incidencia en aquellos con más volumen de viajeros».

En este sentido, Renfe recuerda que es obligatorio que los pasajeros lleven mascarilla durante todo el viaje.

Además, por las mismas razones de seguridad sanitaria, los trenes circulan sin servicios a bordo de restauración, reparto de auriculares y de prensa, y venta de artículos.

Renfe recuerda que es obligatorio que los pasajeros lleven mascarilla durante todo el viaje

Por contra, y en el marco de las medidas de seguridad y prevención tomadas Renfe, la operadora distribuirá toallitas desinfectantes a sus viajeros a bordo y ha reforzado las medidas de higiene y desinfección en todos sus trenes.

En este sentido, recuerda que ha iniciado el proceso para lograr la certificación Aenor a los protocolos de limpieza y desinfección que lleva a cabo en sus trenes, en el marco del programa ‘Objetivo Tren Seguro’ diseñado por la compañía para garantizar que sus servicios son «operados con las mayores garantías higiénico-sanitarias».

Con esta iniciativa Renfe busca ofrecer a los viajeros «máxima confianza a la hora de viajar» y para que «recuperen así sus hábitos de movilidad en transporte ferroviario, un aspecto clave en esta fase de desescalada del confinamiento para afrontar con éxito la vuelta a la normalidad».Imprimir