María Teresa Pérez, directora general del Instituto de la Juventud (Injuve), ha abroncado a Ana Botín, presidenta de Santander, por su propuesta de poner en marcha un programa de vivienda con hipotecas al 95% y una parte avalada por el Estado para que los jóvenes puedan tener acceso a la compra de casas. «Devuelvan los 60.000 millones del rescate en vez de volver a la cultura del ladrillo», ha espetado la exdiputada de Unidas Podemos a la banquera.

La presidenta de Santander propuso hace varias semanas crear un programa de vivienda para que los jóvenes puedan acceder a la compra. La idea era que los bancos pudieran conceder hipotecas por el 95% del capital necesario para la adquisición y que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) avalara un 20% del préstamo. Así, los jóvenes solamente tendrían que aportar el 5% del valor de compra.

Botín propuso dar hipotecas al 95% a jóvenes con aval del ICO

Esta propuesta no ha gustado a la directora del Injuve, exdiputada de Unidas Podemos, un partido que ha sido muy crítico con la banca durante los últimos años. «Señora Ana Botín, no confunda emanciparse con hipotecarse de aquí a 30 años. Lo que necesitamos como país es invertir en la juventud, no que la juventud invierta en volver a salvar a los bancos», apunta Pérez.

En opinión de la directora del Injuve, que fue nombrada a propuesta del ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, Botín propone construir 150.000 viviendas «cuando hay más de 3 millones de viviendas vacías». «Los fondos buitre y los bancos deben cederlas para ampliar el parque público de vivienda social de alquiler para jóvenes. Basta de aprovecharse de las crisis para su lucro privado», afirma Pérez.

«La juventud necesita una red de apoyo que de garantías, no una losa de deuda asfixiante durante 30 años en hipotecas mientras siguen sin poder pagar facturas por trabajos precarios e inestables. Ante problemas estructurales, propuestas a la raíz», añade en referencia la inversión en i+D+i la directora del Injuve.