Economía

Cinco recomendaciones de los expertos para invertir durante las vacaciones

Tras el zarandeo de los mercados que ha supuesto la pandemia, muchos inversores quieren aprovechar el momento de bajón y reengancharse al tren de la rentabilidad. Es por eso que algunas casas de análisis están emitiendo sus recomendaciones para los próximos meses, en los que persistirá la volatilidad en renta variable y será necesario diversificar posiciones.

Los expertos siguen confiando en la Bolsa de Estados Unidos y miran a China como destino de inversión que asoma tras la pandemia. Dos mercados, por cierto, que se juegan mucho en los próximos meses, que estarán marcados por las elecciones presidenciales de Estados Unidos del próximo mes de noviembre y por otras tensiones geopolíticas que se exacerbarán tras la pandemia, así como por la evolución del virus que, meses después de su aparición, sigue siendo muy incierta.

Invertir en infraestructuras

El departamento de Análisis de Bankinter tiene una recomendación de compra para los valores de activos concesionales, a los que seguirá beneficiando el escenario de tipos bajos, que se mantendrá durante los próximos meses, y más teniendo en cuenta la necesaria intervención del Banco Central Europeo para frenar la sangría del Covid-19.

Los expertos de la entidad esperan una «rápida recuperación» de la demanda en concesiones de transporte, especialmente en autopistas, debido a que, tras la pandemia, el vehículo privado ofrecerá más seguridad que el transporte público. Además, consideran que otras infraestructuras, como las de telecomunicaciones, han salido reforzadas de esta crisis sanitaria, pues se ha producido una mayor demanda de datos.

Mantener Bolsa estadounidense

Los analistas del banco más pequeño del Ibex 35 también recomiendan mantener posiciones en la Bolsa de Estados Unidos, que «sigue destacando positivamente». Además, creen que Wall Street no está sobrevalorado y que tiene un futuro más prometedor que las Bolsas europeas, pues los beneficios del próximo ejercicio de las compañías del país serán superiores a los de 2019, algo que no ocurrirá a este lado del charco.

Con todo, los expertos de Bankinter creen que las incertidumbres clave para los próximos meses en Estados Unidos serán la evolución del virus, con una posibilidad de rebrotes que ya se está materializando, y las elecciones presidenciales, en las que no está asegurado que Donald Trump revalide su mandato, pero que en todo caso moverán el mercado.

Mayor exposición a China

Desde BlackRock, la mayor gestora de fondos del mundo, recomiendan ampliar la exposición al mercado chino, que ya desde los primeros compases de la crisis sanitaria asomaba como nuevo destino de inversión y empezaba a sonar entre las mejores recomendaciones al considerar las casas de análisis que este mercado saldría de la pandemia reforzado.

Manuel Gutiérrez-Mellado, responsable del Negocio Institucional de BlackRock en España, Portugal y Andorra, explicaba hace unos días que el gigante asiático ofrece una «apertura a mercados internacionales», pero también «diversificación», frente a otros «más tradicionales».

«A medida que China se aleje de la dependencia de las exportaciones, su crecimiento se verá impulsado por el consumo interno y el aumento de la clase media. Ello creará oportunidades para invertir en empresas de calidad en productos de consumo discrecional y de primera necesidad, atención de la salud y servicios financieros», añaden desde Aberdeen Standard Investments.

Menor exposición a bonos soberanos

El experto de BlackRock recomienda también a los inversores tener una menor exposición a bonos soberanos. Tradicionalmente, como intento de frenar las pérdidas por caídas en la renta variable, se recomendaba a los inversores complementar su cartera con bonos soberanos, que actuaban como activo refugio. Sin embargo, como señala Gutiérrez-Mellado, ahora en la deuda pública esa función ya es «secundaria».

«Es cierto que los bonos del Tesoro de Estados Unidos y alemán van a actuar como activo refugio, pero la actual rentabilidad nos hace pensar que la exposición a bonos soberanos debe ser menor de lo que era», añade Gutiérrez-Mellado. Es por eso que para el experto de BlackRock es mejor pasar al crédito, «el activo que mejor va a remunerar a los inversores».

Fijarse en las tecnológicas y el sector sanitario

Tecnológicas y compañías del sector sanitario han sido las grandes triunfadoras de la pandemia, así como el sector de la distribución. Las primeras han sido responsables de disparar al Nasdaq en un momento en el que todas las Bolsas sufrían la incertidumbre de la crisis sanitaria, convirtiéndolo en un verdadero oasis en medio del desierto. El furor fue tal que el número de inversores minoristas que compró acciones de Microsoft, Facebook, Apple, Alphabet (Google) y Netflix en junio aumentó en un 55%, 124%, 103%, 111% y 69%, respectivamente, en comparación con el mes anterior, de acuerdo con los datos de eToro.

Las tecnológicas han vivido fuertes repuntes de precios dado que los servicios que ofrecen se han visto muy favorecidos por el teletrabajo, la necesidad de entretenimiento y el mayor uso del comercio online, elementos clave del confinamiento que se extendió por todo el mundo. «Es poco probable que esa ventaja disminuya pronto (…) la mayoría de los inversores siguen favoreciendo las acciones tecnológicas de gran capitalización sobre cualquier otra inversión en el período actual de incertidumbre», explica Haris Anwar, analista de Investing.com.

En cuanto al sector sanitario, no solamente ha sido clave durante la pandemia, sino que lo será aún más a partir de ahora, debido a la necesaria investigación para encontrar una vacuna y a la necesidad de mayor refuerzo de los sistemas sanitarios.

«Esperamos que el gasto en salud se incremente a medida que los gobiernos aumentan la resistencia de sus sistemas de salud», apuntan los expertos de Schroders, que esperan que «las empresas que producen equipos de salvamento y medicamentos sigan teniendo una demanda elevada en relación con el período anterior a la crisis».

Comentar ()