Economía

El BCE pone toda la carne en el asador: comprará activos por 600.000 millones más hasta junio de 2021

El programa de compra de activos de emergencia ascenderá así a 1,35 billones de euros

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, presenta la última decisión de política monetaria. EFE

El Banco Central Europeo (BCE) está determinado a hacer todo lo necesario para salvar a la economía del impacto de la pandemia. El supervisor ha decidido ampliar su programa de compra de activos de emergencia en otros 600.000 millones de euros, con lo que el plan alcanzará compras por 1,35 billones de euros. Además, extiende el programa a junio de 2021.

El BCE mantiene los tipos y prevé que sigan igual o más bajos hasta que la inflación se acerque al 2%

«En respuesta a la revisión a la baja de la inflación relacionada con la pandemia, la ampliación del PEPP facilitará la postura de la política monetaria general, apoyando las condiciones financieras en la economía real, especialmente para empresas y hogares», apunta el BCE en su habitual comunicado tras las reuniones del Consejo de Gobierno. «Viendo la previsión de inflación, había que hacer algo», ha justificado la presidenta del BCE, Christine Lagarde.

El supervisor añade que las compras «continuarán en el tiempo de forma flexible sobre todo tipo de activos y jurisdicciones», algo que «permite al Consejo de Gobierno prevenir los riesgos de una transmisión de la política monetaria suave».

Así, el instituto emisor supera con creces las expectativas del mercado, que ya preveía una ampliación del plan habida cuenta de que, al ritmo de compras actual, el BCE agotaría los 750.000 millones previstos tras el verano. El consenso de analistas cifraba en unos 500.000 millones el importe necesario para que el programa dure todo el año, si bien el BCE ha decidido ampliar ese margen.

Además, extiende el programa hasta junio del próximo ejercicio, si bien explica que «el Consejo de Gobierno desarrollará las compras netas de activos bajo el programa de emergencia hasta que considere que la fase de crisis del coronavirus ha terminado».

Fuera de la emergencia de la pandemia, el supervisor explica que su programa habitual de compras de activos (conocido con las siglas APP), el que puso en marcha Mario Draghi, continuará con un objetivo mensual de 20.000 millones de euros y se mantendrá «el tiempo que sea necesario».

En su reunión de este miércoles y jueves, el Consejo de Gobierno ha decidido mantener los tipos de interés, que se encuentran en el 0% en el caso de los préstamos y en el -0,5% en cuando a la facilidad de depósito. Según ha explicado, espera que los tipos se mantengan en el nivel actual «o más bajos» hasta que la inflación se acerque al 2%.

Aplauso del mercado

Esta sorpresa positiva ha sido acogida con alegría en los mercados. En España, el Ibex 35 se ha dado la vuelta, abandonando las fuertes caídas que venía registrando durante el día y situándose plano tras conocer la noticia. Sin embargo, al conocer las previsiones del BCE para la economía de la zona euro ha vuelto a caer en torno un 1%.

En los mercados de deuda, tanto la prima de riesgo española como la italiana experimentaban fuertes caídas. La primera se desplomaba un 7,5%, mientras que la segunda lo hacía casi un 6,6%.

La economía tardará dos años en recuperarse

Lagarde ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que el supervisor prevé que la economía de la zona euro caiga un 8,7% este año a consecuencia del impacto de la pandemia.

Sin embargo, ha sido más optimista para los próximos ejercicios. Según ha relatado, el Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro aumentará un 5,2% en 2021 y un 3,3% en 2022.

Comentar ()