Economía | Empresas

Cada tienda de Zara facturó de media 6,8 millones de euros en 2019

Inditex tenía a finales de enero de este año 7.649 tiendas en todo el mundo

Zara es el buque insignia de Inditex. No solo por sus localizaciones, colecciones y por ser la primera de las marcas del grupo, sino también porque sus tiendas son las que más facturan de media. Según los datos de la memoria anual de Inditex de 2019, cada tienda de esta marca facturó 6,8 millones de euros el pasado ejercicio.

En total, las ventas de Zara, que la compañía agrupa con las de Zara Home y Zara Kids, alcanzaron los 19.564 millones de euros en las 2.866 tiendas que suman las tres líneas. La segunda marca con mayor facturación total es Bershka, la insignia de moda juvenil cerró el año con 2.384 millones de euros en ventas. Sus tiendas, 1.107, hicieron caja por valor de 2,1 millones de euros de media. Sin embargo, pese a ser la segunda marca que más vendió en total, Massimo Dutti logró una facturación media por tienda algo superior, de 2,5 millones de euros en sus 754 establecimientos.

El grupo gallego también superó los 2 millones de media en las tiendas de Pull & Bear. Con menor presencia que Bershka o Massimo Dutti, Inditex logró ventas por valor de 1.970 millones de euros en las 970 tiendas de su línea más urbana. Algo por detrás se quedó Stradivarius, su algo más de un millar de tiendas obtuvieron unas ventas medias de 1,7 millones de euros al año. El total fue de 1.750 millones de euros.

En cuanto a la marca de gama premium, Uterqüe, su facturación total alcanzó los 115 millones de euros con solo 89 tiendas, por lo que las ventas medias fueron de 1,2 millones de euros en 2019. Por último, Oysho, la marca de ropa íntima y deportiva, es la que menos facturó de media en sus tiendas: 892.000 euros en sus 677 establecimientos.

Más superficie comercial

Con todo, Inditex consiguió el pasado año facturar más con menos tiendas, ampliando su superficie comercial y apostando por locales de mayor tamaño y en mejores localizaciones. En 2019, el grupo cerró 21 tiendas pero aumentó su superficie un 2,5% y todas sus marcas crecieron en facturación.

Este cambio hacia tiendas más grandes y con ubicaciones más estratégicas implica el cierre de entre 250 y 300 tiendas en España este año y de entre 1.000 y 2.000 en todo el mundo. Del total de tiendas a absorber entre este año y el que viene, entre 250 y 300 corresponden a Zara, seguido de Pull & Bear (entre 140 y 165) y Bershka (entre 135 y 160), tal como anunció en la presentación de resultados del pasado mes.

Ventas online

La compañía considera que estos cierres no tendrán ninguna implicación en su cuenta de resultados, ya que cree que las ventas de esas tiendas se pueden recuperar en otras cercanas o a través del canal online. El gigante textil quiere que un cuarto de su facturación total se obtenga a través de ventas digitales en 2022. El año pasado, las ventas a través de internet supusieron el 14% del total.

Durante el confinamiento, las ventas online crecieron un 50% con respecto al mismo mes del año pasado. En abril, éstas crecieron un 95%. Para que este canal siga dando resultados, la compañía fundada por Amancio Ortega y dirigida por Pablo Isla, invertirá 2.700 millones de euros.

Te puede interesar

Comentar ()