Economía

Bankinter advierte que el fondo europeo es para sanear las cuentas y aplaude que la UE lo controle

"Todos los que gestionamos recursos tenemos que rendir cuentas. Es un signo de responsabilidad y madurez", dice la banquera

María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter, durante la presentación de resultados del primer semestre de 2020.

María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter, ha celebrado el «magnífico acuerdo» al que llegaron los líderes de la Unión Europea esta semana para poner en marcha el fondo de reconstrucción Next Generation UE, dado que supone «una gran noticia para España». No obstante, ha advertido de que tiene un «propósito», que es «sanear las cuentas públicas, hacerlas sostenibles y hacer las reformas necesarias para mejorar la estructura económica».

«España recibirá 140.000 millones, recursos necesarios y más que suficientes para poder afrontar esta crisis y ahora lo fundamental es destinar esos recursos al propésito para el que se nos ha concedido», ha apuntado la primera ejecutiva de Bankinter durante la presentación de los resultados del primer semestre de la entidad, para después añadir: «Todos salimos beneficiados». Para Dancausa, este fondo es «la mejor inversión que Europa podía hacer» y supone un «impulso» para la Unión Europea.

Con todo, la banquera ha valorado que el hecho de que la Comisión Europea y los propios Estados miembros vayan a vigilar que cada país cumple con sus obligaciones para poder optar a los fondos es algo «positivo».

«Todos los que gestionamos recursos tenemos que rendir cuentas. Es un signo de responsabilidad y madurez tener que dar cuentas de adónde lo has destinado [los fondos]», ha añadido Dancausa.

No es momento de subir impuestos

Por otra parte, la directiva ha explicado que, aunque «es pronto para anticipar el impacto de esta crisis económica», no es el momento de subir impuestos. «Subir las tasas impositivas tiene un recorrido corto, la actividad económica debe ir a más», ha apuntado al respecto.

Como ya hizo en su anterior presentación de resultados, celebrada a finales de abril, cuando ya se había asentado la pandemia en España, ha deseado al Gobierno «que acierte», pero le ha dejado un recado: «No hay mejor política social que impulsar la iniciativa empresarial para crecer y crear empleo».

Además, ha dejado caer que es necesario considerar la posibilidad de que, «al menos para ciertos sectores y a la vista de lo que ocurre cuando termine septiembre», se extiendan los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor, así como las líneas de liquidez.

En su opinión, el Ejecutivo «ha actuado bien y rápido» al poner a disposición de las empresas las líneas de liquidez con aval del Estado. «Lo que estamos viviendo es algo excepcional, imprevisto, para lo que no estábamos preparados. Lo importante es reaccionar rápido y se pueda iniciar recuperación económicos cuanto antes», ha concluido.

Por otra parte, Dancausa, como hiciera ya la patronal bancaria, ha pedido al Banco Central Europeo (BCE) que sea cada banco el que decida si puede pagar o no dividendo este año, pero ha explicado que la entidad se ajustará a las recomendaciones del supervisor a partir de octubre, cuando vence la orden actual, para decidir sobre su política de distribución de beneficios.

«Creemos que nos tendrían que dejar de repartir dividendos. Hay muchas personas que invierten en banca, que sus ahorros los tienen puestos en banca, es un modo de vida al que perjudica muchísimo si no nos dejan repartir dividendo», ha señalado la ejecutiva, en cuya opinión al no tener dividendo el sector bancario «deja de ser un sector atractivo par los inversores».

Comentar ()