Economía | Empresas

La gran batalla de las telecos: quién roba clientes a quién en el año de la crisis

Una persona con mascarilla utiliza su teléfono móvil.

Una persona con mascarilla utiliza su teléfono móvil. ep

El sector de las telecomunicaciones se ha instalado en España en una continua guerra comercial que ha provocado que el número de clientes que cambia de compañía se dispare de hasta niveles récord: sólo el año pasado hubo más de 7,3 millones de usuarios de móvil que saltaron de una teleco a otra y 2,3 millones lo hicieron también con el fijo.

El número de clientes sigue creciendo (ahora hay casi 54,5 millones de líneas de móvil en España, más que habitantes en el país), pero no lo suficiente como para que las telecos crezcan de manera sostenida, así que las compañías ganan tamaño a base de arrebatar usuarios a sus rivales. En el raro 2020 del Covid y la crisis no se alcanzarán esos niveles de máximos históricos de cambios de compañía por el frenazo que supuso el estado de alarma, pero la batalla continúa.

Durante las fases más duras del confinamiento el Gobierno prohibió durante semanas todos los cambios de compañías de telecomunicaciones salvo casos de urgencia y luego levantó un poco la mano para vetar sólo los cambios de servicios fijos, para evitar que técnicos de las compañías acudieran a los domicilios del cliente y minimizar el riesgo de contagio.

En lo que va de año, cada mes se han seguido produciendo centenares de miles de portabilidades (cambios de compañía en los que el cliente mantiene el número) e incluso durante los meses en que estuvieron parcialmente vetadas hubo decenas de miles de trasvases. El frenazo del estado de alarma no paró la guerra comercial y las operadoras dan por hecho que se agitará aún más en plena crisis económica por el Covid, proliferando las ofertas agresivas en un mercado en el que han venido ganando cada vez más peso las ofertas de bajo coste.

Ganadores y perdedores

En la primera mitad de 2020, Orange y Movistar (Telefónica) son las telecos que más clientes pierden para cedérselos directamente a sus competidores, según datos acumulados de la evolución de las portabilidades en todo el sector que manejan las operadoras y a los que ha tenido acceso El Independiente.  Mientras, MásMóvil y la low cost Digi son las que más aprovechan la explosión comercial para crecer a costa de sus rivales. Vodafone, que ha sufrido durante los dos años anteriores una sangría de pérdida de clientes tras dejar de emitir fútbol en su TV, ya ha conseguido dar la vuelta a la tendencia y ahora crece de manera constante.

Orange es con mucho la compañía que más clientes pierde, con 298.500 líneas de móvil menos en seis meses, y además lo hace cediéndolos a todos sus rivales sin excepción. La mitad de los clientes que pierde este año el Grupo Orange (que agrupa las marcas Orange, Jazztel, Amena, Simyo y República Móvil) han ido a parar a MásMóvil, que le arrebata 148.500 usuarios. Pero la teleco naranja también nutre la cartera de clientes de Vodafone (58.800 líneas), de Digi  (35.100 usuarios), de Euskaltel (13.600) e incluso también de Movistar (18.100 líneas).

Telefónica, que opera con las marcas Movistar y O2, cedió 129.200 clientes a sus competidores en el semestre. El grupo sólo ganó el duelo cara a cara a Orange, pero pierde clientes frente al resto de grandes rivales. MásMóvil se quedó con 69.500 usuarios, Digi le quitó 23.400, Vodafone le arañó 16.200 clientes y Euskaltel consiguió robarle otros 5.100. 

El fenómeno MásMóvil y la sombra de Digi

MásMóvil –que integra la marca homónima, Yoigo, Pepephone y varias enseñas de bajo coste- sigue siendo con mucho la teleco que más crece. El grupo, ahora inmerso en una opa de los fondos KKR, Cinven y Providence, arrebata directamente a sus grandes rivales 216.800 clientes de móvil entre enero y junio y asienta su expansión continua desde hace más de dos años.

La teleco comandada por Meinrad Spenger quita clientes a casi todos sus competidores. MásMóvil suma 148.500 usuarios provenientes de Orange, 69.500 de Movistar, 12.500 de Vodafone y 4.000 de Euskaltel. Pero Digi, la operadora low cost de origen rumano, consigue hacerle sombra y ha conseguido quitar a la imparable MásMóvil 23.500 clientes en lo que va de año.

Digi, uno de los fenómenos en que se asienta la expansión del bajo coste en el mercado español, arrebata clientes a todas las grandes telecos (35.100 a Orange, 23.400 a Movistar, 17.300 a Vodafone…), pero pierde un puñado de usuarios, apenas 500, a favor de Euskaltel. El grupo vasco, que acaba de iniciar la expansión por toda España con la marca Virgin Telco, consigue ganar 9.300 clientes procedentes de otras telecos en el semestre, quitando miles de líneas a Orange y Movistar (13.600 y 5.100, respectivamente), pero pierde 5.600 que salen a Vodafone y 4.000 con destino a las marcas de MásMóvil.

Por su parte, Vodafone remonta de nuevo tras dos años perdiendo clientes por abandonar el fútbol y lo hace apoyándose fundamentalmente en el crecimiento de su marca de bajo coste Lowi y en los contratos corporativos de grandes clientes. La operadora roja suma 39.800 clientes procedentes de portabilidades entre enero y junio, arrebatando usuarios a sus rivales tradicionales Orange y Movistar (58.800 y 16.200, respectivamente) y también a Euskaltel (5.600). Pero cede terreno ante MásMóvil (-12.500), Digi (-17.300) y también significativamente ante decenas de pequeñas telecos (-10.900).

Comentar ()