Economía

Los empleados de banca y seguros duplican sus horas extra en los peores meses de la pandemia

Oficina de Banco Sabadell.

Oficina de Banco Sabadell. EP

La gestión de las líneas de crédito con aval del ICO, de las moratorias para el pago de hipotecas y préstamos al consumo y del resto de medidas que han tomado la banca y las aseguradoras para echar un cable a sus clientes más afectados económicamente por la pandemia han obligado a los empleados de estos sectores ha duplicar sus horas extra, que alcanzan las 284.100 entre abril y junio.

La actividad bancaria y de seguros fue considerada esencial desde el inicio del estado de alarma y sus oficinas se convirtieron en uno de los pocos lugares que se podían visitar durante el confinamiento, junto con las tiendas de alimentación, los centros de salud y las farmacias. Muchos empleados de las sucursales tuvieron que seguir ofreciendo un trabajo de cara al público y a otros se les permitió realizar sus funciones desde su domicilio, mientras que en algunas oficinas se establecieron turnos rotatorios.

Además, los empleados de estos sectores vieron durante los peores meses de la pandemia incrementarse exponencialmente su trabajo con la gestión de las garantías públicas y de las moratorias previstas en la ley, así como la de las iniciativas puestas en marcha por los propios bancos o aseguradoras, como adelantar el pago de las prestaciones por desempleo, Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) o pensiones.

Al contrario que en otros sectores, en los que la actividad se paralizó por completo, en los sectores financieros el trabajo no hizo más que crecer. Así, las horas extra realizadas por los trabajadores se duplicaron del primer al segundo trimestre y al cierre de junio alcanzaron las 284.100 horas, frente a las 141.000 registradas al término de marzo. Se trata del máximo registrado desde el último trimestre de 2016.

Esta cifra supone también un aumento del 53% respecto a las contabilizadas un año antes, que fueron 184.600 horas, de acuerdo con los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) el martes.

Del total de horas registradas en el segundo trimestre, la mayoría correspondieron a las mujeres (196.100), casi un 70%, mientras que el resto fueron realizadas por hombres, una proporción similar a la del trimestre anterior.

Los banqueros defienden a sus trabajadores

El esfuerzo realizado por los trabajadores de banca ha sido reconocido en varias ocasiones por sus máximos jefes, los primeros ejecutivos de las entidades de este país. Especialmente sonora fue la defensa de Jaime Guardiola, consejero delegado de Sabadell, que a finales de abril dio la cara por los empleados de la entidad frente a las «faltas de respeto» de algún comentario «gratuito y fácil» contra el sector por el atasco en la tramitación de las líneas de avales del ICO.

«Parece muy gratuito y fácil pegar a los banqueros, pero no están dando al CEO de Sabadell, están dando a Pepito, que está en casa con sus hijos a las nueve de la noche tramitando operaciones y en sábado cuando le tocaba ver una peli con sus hijos. Hay una falta de respeto a estos profesionales. Llevo 40 años en esta profesión y me indigna», apuntaba el banquero, según quien sus empleados realizaban en quince días el trabajo de meses.

El directivo se refería, más concretamente, a unas palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que había pedido días antes a los bancos «que trabajen para que cuanto antes lleguen las medidas», una declaración que sentó muy mal a los empleados de banca.

«No se puede acusar a un sector de que no ha trabajado lo suficiente cuando en realidad lo ha dado todo para que empresas y autónomos tuviesen sus solicitudes cumplimentadas a tiempo. Tampoco se puede exigir a un sector que trabaje más, cuando en realidad se están realizando millones de horas extraordinarias, que como siempre, no se cobran», explicaban desde la Confederación Intersindical de Crédito (CIC).

Comentar ()