Economía | Empresas | Política | Sociedad

El grito del ocio nocturno: "Nos sentimos señalados, sin ayuda ni rescate"

En algunos casos no habrá recuperación: ya hay "muchísimos empresarios que han optado por el cierre definitivo de sus negocios"

Interior de discoteca. EP

«Totalmente señalados y culpados» por parte de todo el Gobierno, «desde el Ministerio de Sanidad hasta el presidente». Así dicen sentirse los empresarios del ocio nocturno aún cuando, aseguran, en la desescalada han reestructurado y acondicionado los locales para cumplir con la normativa. Pero además del señalamiento, lo que más les ha irritado es que no se les haya proporcionado «ningún paquete de ayuda, rescate, y ni siquiera un plan de reestructuración para el sector», denuncian los portavoces de la plataforma Somos Ocio Nocturno en conversación con El Independiente.

Debido a los rebrotes de coronavirus y al ascenso de los contagiados, el pasado viernes 14 de agosto volvían las restricciones sanitarias al conjunto de toda España. El Gobierno central y las comunidades autónomas acordaron por unanimidad cerrar los locales de ocio nocturno, restringir el horario de apertura a los bares y cafeterías, y también limitar el tabaco en las calles. Para poder fumar en la vía pública es imprescindible mantener una distancia de seguridad de un mínimo de dos metros. Los bares, restaurantes o terrazas deberán cerrar a la una de la noche, y no podrán admitir nuevos clientes pasadas las 12.

El sector del ocio nocturno ha estado paralizado durante los meses de Estado de Alarma, al igual que la gran mayoría de los negocios del sector hostelero. Las estrictas medidas que guiaron su apertura para preservar la seguridad sanitaria y evitar convertir estos espacios en focos de contagio ya habían supuesto un impacto grande en el negocio, ya que venían de meses en los que no habían tenido ninguna clase de ingreso. Las condiciones en las que estaban abriendo no eran óptimas e incluso les suponía en muchas ocasiones un perjuicio.

Los empresarios denuncian ahora que la nueva medida del cierre de locales, que ha anunciado el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, se ha decidido sin tenerles en consideración. Tras la comparecencia del titular de Sanidad nació la plataforma de Instagram, «#somosocionocturno» para «dar apoyo al sector y a los más de 200.000 afectados», dicen sus portavoces a El Independiente. Aseguran que desde el principio han tenido una gran aceptación y han recibido numerosas muestras de cariño. Además, afirman que está resultando un éxito y que se sienten «encantados con la unión que están demostrando todos los afectados y compañeros».

Desde la plataforma manifiestan que les indigna el señalamiento constante al que se han visto sometidos, y sobre la utilidad de las nuevas medidas denuncian que «no responden a ningún tipo de lógica». Alertan además de que seguramente generen el efecto adverso al que se pretende desde el Ejecutivo. Consideran que la decisión solo va a servir para «fomentar un ocio descontrolado de manera ilegal y que aumentarán los casos de personas afectadas por Covid-19».

La situación insostenible que tienen que afrontar

En el año 2019 la Federación de Asociaciones de Ocio Nocturno de España (Fayside), informaba de que el sector genera al año 20.000 millones de euros, una cifra que representa al 1,8% del PIB español y da empleo a más de 200.000 personas. Camareros, fotógrafos, personal de seguridad, servicios de limpieza. Indirectamente, también proveedores y otros negocios asociados. Los primeros damnificados están siendo las miles de familias que viven exclusivamente del sector. Según afirma la plataforma, «les llegan mensajes de forma constante de familias afectadas que han perdido la poca estabilidad que les quedaba».

Además inciden en la necesidad de un plan de reestructuración para todo el sector porque «los principales inversores y empresarios están sufriendo cancelaciones y perdidas millonarias, lo que dificulta mucho una expansión y la posible recuperación». Igualmente, se está viendo afectada la inversión, tan necesaria para la economía: «Los grupos que invertían en España están apostando directamente, ya, por otros países donde se les permite seguir ejerciendo su actividad, siempre de manera controlada».

Un «futuro incierto» es lo que les aguarda si las políticas siguen por la misma senda. Alegan que la recuperación del sector será larga y costosa. Y en algunos casos, no será: ya hay «muchísimos empresarios que han optado por el cierre definitivo de sus negocios».

La organización ha convocado el próximo jueves 20 de agosto una concentración virtual. Garantizan que en sus reivindicaciones siempre «cumplen con todas las normativas establecidas», y critican las manifestaciones «en las que no se respetan las medidas de seguridad impuestas por el gobierno», como la de este domingo en la plaza de Colón de Madrid.

Comentar ()