Economía | Empresas

Los aeropuertos españoles han perdido ya casi un millón de vuelos y 150 millones de pasajeros

Controles policiales en el aeropuerto de Madrid-Barajas.

Controles policiales en el aeropuerto de Madrid-Barajas. EFE

La aviación es uno de los sectores más afectados por la debacle del turismo en plena pandemia de Covid-19. Totalmente paralizado durante el estado de alarma, con las aerolíneas dejando prácticamente todos sus aviones en tierra y sólo operando servicios esenciales y vuelos de mercancías, el transporte aéreo afronta un desplome histórico este año. La recuperación que se esperaba para el verano no ha llegado y las compañías siguen sufriendo caídas récord.

Por los aeropuertos españoles han pasado sólo 64,87 millones de pasajeros en lo que va de año, lo que supone un desplome del 69,6% en relación a los casi 214 millones de viajeros que se registraban entre enero y septiembre del año pasado, según los datos hechos públicos este martes por Aena, el gestor público de los aeropuertos del país. Y en ese tiempo las aerolíneas han operado en España 859.300 vuelos, menos de la mitad (casi un 53% menos) que los 1,82 millones del pasado ejercicio.

Sólo en lo que va de año, España ya ha perdido casi un millón de vuelos -en concreto, 963.689 operaciones menos- y también más de 149 millones de pasajeros aéreos (hay que tener en cuenta que los pasajeros de vuelos domésticos se contabilizan doblemente en las estadísticas de Aena, tanto en el aeropuerto de despegue como en el de aterrizaje).

El derrumbe del sector aéreo no tiene precedentes. Y lo más preocupante para las compañías aéreas es que la recuperación de su actividad que se esperaba para este verano no se ha producido y las cifras siguen desplomadas en unos meses que en nada se parecen a una temporada alta.

Los aeropuertos de la red de Aena registraron sólo 5,45 millones de pasajeros en septiembre, un 79,9 % menos que en el mismo mes de 2019 (casi 21,7 millones de viajeros menos que hace año), con lo que se agrava la caída que ya se venía registrando en agosto (-69,9%) y en julio (-76,2%). El mes pasado se operaron 109.076 vuelos, un 50,9% menos (casi 113.000 operaciones perdidas) en plena ola de rebrotes y contagios por todo el país.

Todos los grandes aeropuertos registran caídas históricas. El mes pasado, el aeropuerto de Madrid-Barajas registró el mayor número de pasajeros de la red con 985.077, lo que representa un descenso del 82,3%. Le sigue el aeropuerto de Barcelona-El Prat, con 844.414 (un 83,5% menos); Palma de Mallorca, con 513.086 viajeros (-86,4%); Málaga-Costa del Sol, con 366.312 (-81,9%); Gran Canaria, con 295.825 (-70%); Tenerife Norte Ciudad de La Laguna, con 277.608 (-46,3%); e Ibiza, con 275.016 (-76%).

Recorte de vuelos tras el verano

Tras meses de paralización total durante el estado de alarma, las aerolíneas relanzaron su actividad en España a finales de junio con el fin del estado de alarma y la apertura de fronteras.  Pero los vetos europeos a los viajes a España (con cuarentenas forzosas y recomendaciones negativas a sus ciudadanos) por la nueva ola de contagios de Covid han provocado un nuevo desplome de la demanda y ha hecho que las compañías sigan recortando su oferta de vuelos.

Hace un par de meses las aerolíneas tenían previsto ofrecer en sus vuelos internacionales a España un total de 6,9 millones de plazas. Hace un mes las compañías ya aplicaron un fuerte recorte y pasaron a programar sólo 4,67 millones de asientos. El hachazo se ha agravado por el parón del turismo.

Y es que las compañías aéreas ahora prevén vuelos a España con sólo 2,92 millones de plazas durante este octubre, lo que supone un 71% menos que el mismo mes del año pasado, según los datos que maneja Turespaña, el organismo público encargado de la promoción turística exterior y que depende del Ministerio de Industria. En apenas unas semanas las aerolíneas han aplicado un recorte masivo de 4 millones de plazas para este mes.

De momento, las programaciones de conexiones aéreas con España para los próximos meses son más optimistas. La oferta para noviembre es actualmente de 5,82 millones de plazas, un 19,4% menos que un año antes, y para diciembre de 6,84 millones de asientos, un 7,5% menos. Fuentes del sector aéreo anticipan, no obstante, que si el parón de la demanda persiste esas cifras también serán modificadas a la baja.

Comentar ()