Economía

El consejo de Prisa rechaza la oferta de Blas Herrero para comprar El País y la Ser

Prisa obtiene plazo hasta 2022 para pagar sus deudas.

Sede del Grupo Prisa en la Gran Vía de Madrid. EFE

El consejo de administración de Prisa ha rechazado frontalmente la propuesta del empresario Blas Herrero para adquirir El País y la Cadena Ser. El máximo órgano de gobierno de la compañía ha tomado la decisión por unanimidad en la reunión mantenida este viernes en Madrid.

El empresario asturiano, dueño de Kiss FM, había puesto sobre la mesa una oferta para absorber, junto a un grupo de inversores particulares, algunos de los negocios de Prisa. Entre ellos, las joyas del grupo, El País y la Cadena Ser.

En un comunicado remitido a la CNMV, Prisa asegura tras analizar «los términos de dicha propuesta y ha acordado desestimar la misma». «La Sociedad continuará operando de acuerdo con su hoja de ruta definida a comienzos del presente ejercicio, en el desarrollo y puesta en valor de sus proyectos de educación y medios de comunicación, según se ha venido comunicando consistentemente al mercado», añade la nota oficial.

El consejo de Prisa añade que «será en este marco en el que evaluará, de resultar procedente en el futuro, cualquier expresión de interés que pueda recibir, como ha sido el caso de las transacciones comunicadas en las últimas semanas».

La falta de concreción y el precio han sido los factores determinantes para dar la espalda a la oferta de Herrero. El importe de la compra propuesta por el empresario junto a otros inversores no se ha hecho público, aunque algunos medios apuntan a 200 millones de euros, una cantidad «irrisoria» para parte de los principales accionistas de Prisa, que además de El País y la Ser, posee cabeceras como Cinco Días o As.

La propuesta del empresario asturiano no consistía en una opa (oferta pública de adquisición) y dejaba fuera la unidad de negocio de educación. Su objetivo era instrumentar la operación a través de una sociedad de responsabilidad limitada en la que Herrero tendría una participación significativa pero no necesariamente de control, de forma que los accionistas de Prisa podrán participar en la misma. 

Hace apenas un mes el consejo de administración del grupo editorial Prisa aprobaba los términos para la refinanciación de su deuda de 1.148 millones, y extendía su vencimiento hasta 2025 con el objetivo de reforzar la liquidez de la compañía al mismo tiempo que acordaba la venta de Santillana a la finlandesa Sanoma por un valor del activo de 465 millones de euros.

Dicho acuerdo contemplaba la amortización de 400 millones de deuda (con lo que la deuda neta total se recortaría más de un 30%) y establecía el marco para una futura separación efectiva de los negocios de Educación y Media. Con esta refinanciación, la compañía contará con alrededor de 275 millones para reforzar su liquidez y facilitar el desarrollo de los planes estratégicos de sus negocios.

Comentar ()