Economía

Abercrombie cerrará su tienda de Madrid a principios de enero de 2021

Tienda de Abercrombie. EUROPA PRESS

La cadena textil estadounidense Abercrombie & Fitch ha anunciado que cerrará su ‘flagship’ de Madrid, Bruselas (Bélgica) y Fukuoka (Japón) a principios de enero de 2021, debido a los vencimientos naturales de los alquileres de sus tiendas.

La multinacional está inmersa en un plan de optimización de su red de tiendas a nivel global. Así, también ha anunciado el cierre de la tienda de Dusseldorf durante el tercer trimestre, y las de Londres, Múnich y París, que lo harán a finales de enero de 2021, antes de que expiren sus contratos de alquiler, según se desprende de las cuentas trimestrales publicadas por la compañía.

La firma estadounidense aterrizó en España en noviembre de 2011 con su primera tienda en Madrid, que está ubicada en el emblemático Palacio Aguas de Sevilla, en la Plaza Marqués de Salamanca, en plena ‘milla de oro’ de la capital.

Se trataba de la primera ‘macrotienda’ de la enseña norteamericana en el mercado español, donde el grupo ya contaba con varios establecimientos de su cadena de moda especializada en ropa para jóvenes Hollister, localizados también en Madrid, Barcelona o La Coruña.

En la actualidad, la firma cuenta con dos tiendas de Abercrombie & Fitch Kids, que están ubicadas en los madrileños centros comerciales de Plaza Norte 2 y Gran Plaza 2.

La cadena textil estadounidense anunció ayer un beneficio neto atribuido de 42,3 millones de dólares (35,6 millones de euros) en su tercer trimestre fiscal, finalizado en octubre, lo que supone multiplicar por seis las ganancias contabilizadas en el mismo periodo del ejercicio precedente.

En el trimestre, las ventas netas de la empresa se redujeron un 5,1% en comparación con un año antes, hasta 819,7 millones de dólares (689,9 millones de euros).

El coste de los productos vendidos se situó en 295,2 millones de dólares (248,5 millones de euros), un 14,3% menos. De su lado, los gastos de las tiendas y la distribución alcanzaron los 346,3 millones de dólares (291,5 millones de euros), un 8,3% menos y los de marketing, generales y administrativos se elevaron un 6,1%, hasta 121 millones de dólares (101,8 millones de euros).

En el conjunto de los nueve primeros meses de su año fiscal, Abercrombie & Fitch contabilizó unas pérdidas netas de 196,4 millones de dólares (165,3 millones de euros), más del triple que en el mismo periodo del ejercicio anterior, tras una caída de las ventas del 18,9%, hasta 2.003,3 millones de dólares (1.686,1 millones de euros).

Comentar ()