Economía

Las operadoras, blindadas ante las subidas de tráfico en Navidad por las restricciones

Familia en una cena de Navidad. gpointstudio | istock

Las grandes operadoras ya están blindadas para unas Navidades atípicas. Las comidas y cenas limitadas, los toques de queda y las restricciones anticipan un mayor tráfico en unas fechas ya de por sí intensas para las ‘telecos’. Ante las probables subidas de datos fijos, móviles y de voz, las compañías afrontarán las pascuas con la muesca en la culata que significó la primera ola.

Todos los años, las operadoras alcanzan picos de tráfico en las grandes fechas navideñas: Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo. Si antes se felicitaban las pascuas por SMS, ahora dominan las redes sociales y las apps de mensajería instantánea, como WhatsApp. En Orange, por ejemplo, han venido registrando en los últimos tiempos un 30% más de tráfico de datos en estos días clave.

Las ‘telecos’ esperan un tráfico alto sostenido durante todas las Navidades y no sólo en las fechas clave

En poco más de dos semanas arrancarán unas Navidades distintas. Las operadoras consultadas (Telefónica, Vodafone, Orange y Euskaltel) vaticinan un aumento del tráfico debido a las restricciones. Cuentan con la experiencia de la primera ola, donde se disparó el tráfico en las redes, el uso de la voz móvil y de los datos. Nada más estallar la pandemia, las ‘telecos’ lanzaron unas recomendaciones conjuntas para evitar colapsos de la red en pleno trasvase al teletrabajo y a la educación online.

Ahora tienen por delante restricciones como comidas y cenas de 10 personas como máximo y sobremesas que no podrán alargarse más allá de la 1.30 de la mañana. Del 23 de diciembre al 6 de enero sólo se podrá viajar a otras comunidades para visitar a familiares y allegados. A todo ello hay que sumar un factor como el clima, que también influye en el tráfico.

¿Cómo nos comunicaremos en Navidad?

Las operadoras han redoblado sus esfuerzos durante toda la pandemia. Los niveles de tráfico se sitúan en un «suelo más alto», explica Norverto Ojinaga, director de red del grupo Euskaltel. Durante las Navidades lo normal es que se produzcan picos de tráfico en las fechas más señaladas. «La diferencia fundamental que esperamos ver frente a años pasados es que en vez de concentrar los mensajes de felicitación en momentos puntuales, esperamos observar una distribución del tráfico más homogénea con volúmenes altos durante periodos más extensos», señalan desde Vodafone.

Como las reuniones tendrán un límite de asistentes, utilizaremos herramientas digitales para contactar con los seres queridos que no podamos ver en persona. Según la operadora británica, el patrón de los usuarios será parecido al del primer confinamiento y apostaremos por las videoconferencias y llamadas largas. De hecho, los momentos que las familias compartan por videconferencia generarán mayor presión sobre las redes de telecomunicaciones.

Durante el primer confinamiento, el tráfico de datos móviles operado por Orange creció un 30% respecto al 2019. Estas pascuas podrían registrar una subida mayor. Con las llamadas de voz ocurrirá lo mismo. Es cierto que la ‘teleco’ francesa suele registrar menos tráfico de voz durante las cuatro fechas clave que en un día cotidiano. Pero en el confinamiento la voz se disparó un 120% en los teléfonos fijos y más de un 60% en móvil. «Es probable que este año los clientes hagan más llamadas a sus seres queridos, para sentirse más cerca de ellos», comentan fuentes de la compañía. Desde Orange también auguran más consumo de TV al ser una «buena alternativa» de ocio ante la situación sanitaria y las restricciones.

Ojinaga, de Euskaltel, aprecia otras variables que podrían darse en las fiestas. En los años anteriores el tráfico de datos subía porque la gente estaba fuera de casa. Aunque este año, con las restricciones, las pascuas serán más caseras. Tampoco habrá tanto teletrabajo ni teleasistencia durante las vacaciones. «Pero en general, estaremos muy por encima en todos los servicios», remarca.

Desde Telefónica no prevén «nada muy distinto» a lo de otros años. Si acaso cierto repunte del tráfico de voz, aunque no a niveles muy altos. Las restricciones y el clima si que pueden hacer subir el consumo de datos fijos (la banda ancha fija: ADSL, fibra óptica…) para jugar a videojuegos, ver series o descargar contenidos.

Los planes de las ‘telecos’

En cualquier caso, las operadoras aseguran que están listas para soportar las probables subidas de tráfico. Como todos los años, Telefónica cuenta con planes de contingencia ante cualquier situación excepcional. Además, indican desde la operadora, la red está optimizada y, como pasó durante la pandemia, «preparada para responder a un uso de la red fuera de lo habitual». Tanto en las vacaciones de verano como en las de invierno están atentos a que la red funcione de forma óptima.

Las ‘telecos’ conocen cuáles son las fechas del año con más tráfico. Para estas pascuas, Vodafone ha planificado medidas de refuerzo en la red basadas en lo que aprendieron durante el primer confinamiento y teniendo en mente las posibles restricciones navideñas, que en España se anunciaron el pasado miércoles.

En Euskaltel también están ‘blindados’. El plan de contingencia puesto en marcha por la compañía vasca no sólo mira a la Navidad, sino que está pensado para afrontar un escenario de «máximo estrés», con tráficos como los registrados durante los mayores picos del primer confinamiento.

En Orange defienden que su red, como «ya demostró en los días más duros del confinamiento», puede asumir todos estos picos «sin congestión» en ninguno de sus servicios de voz, datos y televisión.

Comentar ()