Enso, la compañía de energías renovables propiedad del fondo galo T2 Energy Transition de Tikehau Capital y antigua Gestamp Biomass, ha nombrado a Mario Armero nuevo presidente no ejecutivo, dentro de la estrategia de la firma de impulsar su crecimiento y su actividad nacional e internacional, informó la empresa.

Armero, exvicepresidente ejecutivo de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) y expresidente de General Electric en España y Portugal, entre otros cargos de relevancia en el pasado, liderará el grupo junto con Emilio Luis López Carmona, consejero delegado de la compañía.

«Estoy muy orgulloso de formar parte del Consejo de una compañía con los valores y el potencial de Enso. El adecuado aprovechamiento de la biomasa es clave en el proceso de transición energética internacional y Enso es hoy líder a nivel nacional en el desarrollo y aplicación de soluciones innovadoras en este ámbito. Seguiremos trabajando en esa línea y optimizando todos los procesos para ayudar a nuestros clientes a reducir al máximo las emisiones de carbono», dijo Armero.

La compañía, que espera un incremento de su facturación del 50% en los próximos tres años y que está presente actualmente en España y Portugal y ha desarrollado proyectos también en Reino Unido y Estados Unidos, está centrada en la actividad de la sustitución de combustibles fósiles por biocombustibles.

Enso es la primera inversión en España del fondo T2 Energy Transition, del grupo global de gestión de activos alternativos Tikehau Capital.

Otros miembros del consejo de administración de Enso son Carmen Alonso, responsable de Tikehau Capital para Iberia y Reino Unido; Pierre Abadie, director ejecutivo de Tikehau Capital e Iván Marten (actualmente presidente de Orkestra, el instituto Vasco de competitividad, y durante años responsable mundial del área de energía de Boston Consulting Group).

Proyecto de central de biomasa

Por otra parte, el grupo cuenta con el proyecto de la bioeléctrica de Garray, la central de biomasa de 17 megavatios (MW) ubicada en Soria y que forma parte del grupo, que será la encargada de valorizar los excedentes de biomasa producidos por Filomena y gestionados por Biocompost.

Dentro de esta colaboración y de un acuerdo específico alcanzado por ambas firmas el pasado mes de enero para dar respuesta al impacto de Filomena en la masa arbórea de la Comunidad de Madrid el volumen de biomasa madrileña procesado por bioeléctrica de Garray se multiplicará por tres, hasta las 15.000 toneladas al año; generando electricidad equivalente al consumo anual de más de 4.000 hogares.